Más

Suscribirse

Redes Sociales

Rusia también aprueba la permanencia de Mitsubishi en el proyecto Sajalín-2

Mitsubishi Corporation confirmó este jueves que Rusia ha aprobado su permanencia en la nueva entidad que gestiona la explotación de gas natural Sajalín-2 tras su nacionalización a raíz de las sanciones internacionales a Moscú por su invasión a Ucrania.

En el primer comunicado oficial de la empresa japonesa sobre la operación, la empresa confirmó la presentación de la petición de permanencia a las autoridades rusas, algo que ya confirmó la semana pasada el Gobierno japonés, y dijo hoy haber confirmado “que la solicitud ha sido aprobada por el Gobierno de la Federación Rusa”.

Mitsubishi Corporation señaló que a partir de ahora negociará los términos y condiciones del acuerdo de accionariado y seguirá “evaluando los riesgos relacionados con el proyecto, asumiendo varios escenarios”.

“Sakhalin Energy LLC (la nueva entidad gestora) ya ha empezado a suministrar GNL (gas natural licuado) desde Sajalín-2 y, en este punto, hemos confirmado su política de producción y suministro de GNL según lo planeado”, añadió la empresa en la primera mención pública sobre el estado actual del suministro de gas ruso a Japón.

Mitsubishi Corporation era uno de los inversores del consorcio que hasta principios de agosto gestionaba el proyecto Sajalín-2.

El conglomerado comercial japonés tenía un 10 % de la propiedad de aquella entidad y aspiraría a mantener la misma participación en la nueva, una empresa afiliada a la empresa rusa Gazprom constituida el 5 de agosto en virtud de un decreto del presidente Vladímir Putin, lo que en la práctica pone al proyecto bajo control de Moscú.

Los otros miembros del consorcio eran la rusa Gazprom (50 %), la británica Shell (27,5 %) y la también japonesa Mitsui (12,5 %), que confirmó en la víspera que su petición de permanencia en la gestión de la explotación también ha sido aprobado por Rusia.

Shell ya declaró su intención de salir a raíz del conflicto bélico, en línea con la política de las principales potencias europeas de romper su dependencia energética de Rusia.

El Gobierno japonés pidió a sus empresas que permanecieran en el proyecto para asegurar un suministro energético estable al país, altamente dependiente de las exportaciones por su falta de recursos.

Sajalín-2 produjo y exportó 11,6 millones de toneladas de gas natural licuado en 2021, de las cuales más de la mitad, unos 6 millones, fueron a parar a Japón.

El país asiático depende de sus importaciones para cerca del 98 % del gas que consume y Rusia es su quinta mayor fuente de este combustible.

Sajalín-2 supone cerca del 10 % del gas licuado que Japón importa.

EFE

JBR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *