Más

Suscribirse

Redes Sociales

Rusia prepara nueva ofensiva en el este con la llegada de las heladas

EFE/EPA/SERGEY DOLZHENKO 40110
EFE/EPA/SERGEY DOLZHENKO 40110

Rusia ha concentrado tropas de asalto en el este de Ucrania, donde prepara, según Kiev, una nueva ofensiva en momentos en que las temperaturas nocturnas han descendido hasta los 10 grados bajo cero, lo que facilita las operaciones de las unidades mecanizadas.

“La situación operativa en el Este sigue siendo difícil. El enemigo continúa sus acciones ofensivas en las direcciones de Kúpiansk, Limán y Bajmut”, escribió en su canal de Telegram el comandante en jefe del Ejército de Tierra de Ucrania, Oleksandr Sirski.

Añadió que las tropas rusas preparan una ofensiva en dirección a la localidad de Siversk, en la región oriental de Donetsk, y están formando grupos asalto con ese propósito.

La impronta del invierno

Según los expertos del ‘think tank’ estadounidense Instituto de Estudio de la Guerra (ISW), las bajas temperaturas posiblemente reducirán las acciones en el frente, pero también pueden crear condiciones propicias para el avance de vehículos pesados debido al endurecimiento del suelo, que durará varias semanas.

En su último informe, el ISW destaca que la cantidad de efectivos que Rusia mantiene en los territorios que controla en Ucrania -cerca de medio millón, según la inteligencia militar ucraniana- le permite rotar personal y mantener el ritmo de sus ofensivas locales en los frentes orientales.

En la pasada jornada la tropas rusas dirigieron el grueso de sus ataques contra las líneas defensivas ucranianas en la región de Donetsk, donde fueron rechazados más de 40, informó hoy el Estado Mayor General de Ucrania.

La zona más caliente fue un día más fue el sector de Avdivka, cerca de la capital ocupada de la región de Donetsk, donde las tropas ucranianas desbarataron un total de 27 ataques rusos, según Kiev.

Ucrania también dice haber repelido 13 ataques en el eje de Márinka, en la región de Donetsk.

Kiev cedió la iniciativa en la guerra este otoño, después de que su contraofensiva terrestre de este verano no lograra los avances esperados, y ahora resiste el empuje de Rusia a lo largo de casi toda la línea del frente.

“A pesar de las acciones ofensivas a gran escala del enemigo, nuestros soldados mantienen firmemente las líneas defensivas en todas direcciones e infligen pérdidas significativas al enemigo”, subrayó el mando militar ucraniano.

La ayuda militar occidental, vital para Kiev

La superioridad rusa, tanto en el aire como en fuerzas terrestres,  ha convertido la ayuda militar occidental en un asunto de importancia existencial para Ucrania, como lo reconocen sus autoridades.

El bloqueo del Partido Republicano en el Senado de Estados Unidos a un paquete de ayuda a Kiev de 61.000 millones de dólares, cuya aprobación condiciona a que la Casa Blanca adopte medidas para frenar la entrada de migrantes en el país, genera incertidumbre sobre la capacidad de Ucrania para afrontar la campaña invernal.

“La ayuda que estábamos proporcionando hasta ahora se ha detenido por completo”, afirmó este jueves en rueda de prensa John Kirby, uno de los portavoces de la Casa Blanca, que destacó que ello ocurre en momentos en que los ataques rusos “sólo están aumentando”.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, afirmó hoy que cada vez más representantes de la clase política de EEUU se preguntan en qué se gasta el dinero de los contribuyentes estadounidenses y si “las sumas astronómicas que se asignaron el año pasado al régimen de Kiev se emplearon eficazmente”, al comentar la situación en el Senado.

“La respuesta es bastante obvia, y muchos, incluidos en el extranjero, ven esta respuesta. Por tanto, estos complejos procesos continúan. Nosotros proseguimos la operación militar especial para lograr los objetivos planteados”, añadió.

Pero no todo son malas noticias para Ucrania: el primer ministro británico, Rishi Sunak, visitó hoy por sorpresa Kiev para reunirse con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, y anunciar un nuevo paquete de ayuda militar por 2.500 millones de libras (2.900 millones de euros).

El nuevo paquete de ayuda británico será proporcionado a lo largo del año y es el mayor compromiso económico del Reino Unido con Ucrania desde que comenzó la invasión de Rusia a ese país, en febrero de 2022. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *