Más

Suscribirse

Redes Sociales

Rusia aprueba ley que castiga con 15 años información falsa sobre mercenarios

La Duma o cámara de diputados de Rusia aprobó hoy una enmienda legal que castiga con hasta 15 años de cárcel la difusión de “información falsa” sobre los voluntarios y mercenarios que participan en la campaña militar rusa en Ucrania.

Además, también estipula penas de hasta 7 años de prisión para aquellos que desprestigien a cualquier participante en la conocida como “operación militar especial”.

Las enmiendas buscan extender la normativa ya existente para los miembros de las Fuerzas Armadas a todos los participantes en la campaña, incluidos los mercenarios del Grupo Wagner, muy activos en el país vecino.

Según el presidente del Comité de Seguridad de la Duma, Vasili Piskariov, el fundador de Wagner, el empresario Yevgueni Prigozhin, había solicitado formalmente al presidente de la cámara baja, Viacheslav Volodin, que se adoptaran medidas para proteger a los miembros de la compañía que en los últimos meses reclutó a miles de presos.

“Hoy es el momento de la verdad. Todos aquellos que hoy, arriesgando sus vidas, garantizan la seguridad del país y sus ciudadanos, están protegidos de provocaciones y mentiras”, aseguró hoy durante la sesión Viacheslav Volodin, presidente de la cámara baja.

Volodin, que lideró la iniciativa de enmendar las leyes aprobadas el pasado año en los primeros meses de combates, subrayó que dicho comportamiento es “inadmisible” y debe ser castigado con todo el peso de la ley.

Además de los 15 años como pena máxima por información falsa, los condenados deberán pagar multas por valor de hasta 5 millones de rublos (66.000 dólares).

Los diputados también modificaron el código administrativo, de forma que los particulares que desprestigien a cualquier participante en la campaña militar recibirán una multa de 50.000 rublos (unos 660 dólares).

Los castigos penales únicamente se aplicarán en el caso de que el infractor haya cometido una falta administrativa en el plazo de un año.

Las enmiendas aún deben ser aprobadas por el Consejo de la Federación o Senado y promulgadas por el presidente, Vladímir Putin, algo que se da por hecho.

Aunque no ha decidido reconocer por ley la figura de las compañías militares privadas, Putin recientemente apoyó la concesión de subsidios a las familias de los mercenarios.

Prigozhin está enfrentado al Ministerio de Defensa y el Estado Mayor ruso, a los que acusó de negligencia, de intentar robarle las victorias a Wagner y de negarse a suministrarle munición.

Recientemente, Prigozhin, cuyas unidades de asalto son las únicas que han logrado ganancias territoriales en los últimos meses en Ucrania, admitió haber recibido la munición solicitada. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *