Más

Suscribirse

Redes Sociales

Ruanda acusa a la vecina RD del Congo de poner en peligro su “seguridad nacional”

Pixabay
Pixabay

Ruanda acusó a la vecina República Democrática del Congo (RDC) de poner en peligro su seguridad nacional, en medio de una grave escalada de tensiones diplomáticas por la supuesta cooperación de Kigali con el grupo rebelde Movimiento 23 de Marzo (M23), en guerra con el Ejército congoleño.

“La RDC ha lanzado operaciones masivas de combate en (la provincia de) Kivu del Norte, en contravención de las decisiones de los mecanismos regionales, y claramente tiene la intención de expulsar al M23 y a civiles tutsis congoleños a los países vecinos”, señaló el Ministerio de Asuntos Exteriores ruandés anoche en un comunicado.

Además, Ruanda acusó al Ejército congoleño de haber integrado “plenamente” en sus filas al grupo rebelde Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR), fundado en 2000 por los cabecillas del genocidio de 1994 y otros ruandeses exiliados en RDC para recuperar el poder político en su país.

“En conjunto, estos hechos representan una amenaza grave a la seguridad nacional de Ruanda”, añadió el comunicado.

Así, Kigali aseguró haber tomado “medidas para garantizar una defensa aérea completa del territorio ruandés”, después de que “dirigentes políticos y militares congoleños, incluido el presidente Félix Tshisekedi, declarasen en repetidas ocasiones su intención de invadir Ruanda”.

“Ruanda se reserva el derecho de tomar cualquier medida legítima para defender nuestro país, mientras existan estas amenazas”, agregó el documento.

Kigali emitió este comunicado un día después de que Estados Unidos le acusase de respaldar al M23 y de enviar soldados y misiles tierra-aire a la RDC, violando la integridad territorial congoleña, un movimiento que Ruanda criticó como “distorsionador”.

Desde el pasado 1 de octubre, el M23 ha avanzado por varios frentes hasta situarse a unos veinte kilómetros de la ciudad de Goma, que ocupó durante diez días en 2012 antes de retirarse por la presión de la comunidad internacional.

Los insurgentes han tomado el control de las carreteras principales que unen el resto del país con esa estratégica capital provincial, de más de un millón de habitantes y base de numerosas ONG internacionales e instituciones de la ONU.

Sus combates también han desencadenado graves tensiones entre la RDC y Ruanda por la presunta colaboración de Kigali con el grupo rebelde, un extremo que las autoridades ruandesas siempre han negado, pese a haber sido confirmado por la ONU.

El M23 nació en 2012, cuando los exrebeldes del Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo (CNDP), integrados en el Ejército congoleño, se sublevaron por la pérdida de poder de su líder, Bosco Ntaganda, y los supuestos incumplimientos del acuerdo de paz del 23 de marzo de 2009, que da nombre a los insurgentes.

El CNDP, formado principalmente por tutsis (el grupo contra el que se dirigieron las matanzas del genocidio de Ruanda), se constituyó en 2006 para proteger al nuevo Gobierno ruandés de los ataques de las FDLR (hutus), refugiadas en los bosques de la RDC. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *