Más

Suscribirse

Redes Sociales

RSF asegura que la muerte de un periodista en la frontera con Líbano no fue daño colateral

Foto: X
Foto: X

La muerte del periodista de la agencia Reuters Issam Abdallah en la frontera entre Líbano e Israel durante un tiroteo entre el ejército israelí y el grupo Hizbulá el pasado día 13 “no fue un daño colateral”, según concluye una investigación de la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF).

“Las primeras conclusiones de la investigación muestran que los periodistas no fueron víctimas colaterales del tiroteo. Uno de sus vehículos, marcado como “prensa”, fue el objetivo y también estaba claro que el grupo apostado junto a él eran periodistas”, aseguró RSF en un comunicado.

El análisis de los vídeos de aquel momento muestra que se produjeron dos ataques de diferente intensidad en un intervalo de 30 segundos y que impactaron en el lugar donde se encontraban los periodistas para cubrir el tiroteo.

El primero de ellos mató a Abdallah e hirió gravemente a la periodista de AFP Christina Assi, mientras que el segundo hizo estallar el vehículo de Al Jazeera en las inmediaciones, hiriendo a varios de sus colegas.

Puesto en el punto de mira desde un primer momento, el Ejército israelí aseguró que investigaría el incidente, pero ahora RSF asegura haber obtenido la conclusión de que los disparos “procedían del este de donde se encontraban los periodistas, desde la dirección de la frontera israelí”.

“Dos golpes en el mismo lugar en tan poco tiempo desde la misma dirección, indican claramente un objetivo preciso”, agrega la organización defensora de la libertad de prensa, que considera “poco probable” que los periodistas “fueran confundidos con combatientes porque no estaban escondidos”.

Además, “llevaban cascos y chalecos antibalas con la inscripción ‘prensa’. Su coche también fue identificado como ‘de prensa’ gracias a una marca en el techo”, señaló.

Un helicóptero israelí sobrevoló la zona segundos antes de la tragedia, por lo que pudo comprobar que se trataba de reporteros.

Cinco días antes los periodistas de Al Jazeera habían sufrido un ataque similar en el pueblo de Dhayra, al sur de Líbano, y un helicóptero israelí pasó por encima de ellos poco antes de que un misil cayera junto a su coche, también identificado como “prensa”, agregó. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *