Rodrygo, Valverde y Modric, las dudas de Carleto

220 vistas
5 min lectura
Foto: @realmadrid

Con Dani Carvajal y Eden Hazard recién recuperados de sus lesiones, sin el ritmo de competición adecuado como para ser titulares en un duelo de la intensidad del Clásico, la duda de Carlo Ancelotti para el Camp Nou pasa por mantener a Rodrygo y elegir entre la potencia de Fede Valverde o la experiencia de Luka Modric.

Se ató tácticamente en público Ancelotti al 4-3-3 como mejor sistema por el perfil de sus jugadores. La imagen ante el Espanyol en el RCDE Stadium el día que varió su sistema -la segunda derrota consecutiva del Real Madrid en la temporada-, enterró la opción de juntar a cuatro centrocampistas.

La goleada de la reacción, en Kiev ante el Shakhtar (0-5), confirmó el pensamiento táctico del técnico italiano y le dejó en una posición compleja a la hora de elegir para el Camp Nou.

El nivel exhibido por el brasileño Rodrygo le debería asegurar la tercera plaza de un tridente ofensivo en el que Vinícius y Karim Benzemá, pese al golpe que le ha impedido entrenarse dos días, tienen asegurada su presencia.

“El elemento que juega así un partido es difícil de cambiarlo”, aseguró Ancelotti sobre Rodrygo. Y esa decisión táctica da forma a la única duda por resolver del entrenador madridista, que dio descanso a Nacho Fernández en Champions para que encare con frescura el marcaje a Ansu Fati como lateral derecho, una vez recuperada la estabilidad defensiva con el regreso de Ferland Mendy en el izquierdo y el fin de las probaturas que generaron problemas.

El centro del campo de leyenda en la historia reciente madridista, al que dan forma el brasileño Casemiro, el alemán Toni Kroos y el croata Luka Modric, se juntó por primera vez el martes en la Liga de Campeones.

Todos brillaron. Fue una sinfonía, pero un punto a tener en cuenta por Ancelotti es la edad y la diferencia con la que se presenta el Barcelona, con Sergio Busquets al mando como referente, pero dos jóvenes custodiándole como De Jong y Gavi que aseguran una frescura física, da opciones a Fede Valverde.

El uruguayo era un fijo en lo que va de temporada, con la pubalgia de Kroos creció su importancia en el centro del campo madridista y perdió la titularidad en Kiev por el cansancio acumulado de los partidos con su selección y el largo viaje.

«Este equipo tiene que jugar 4-3-3, no hay otra manera. Después, hay partidos que puedes utilizar un extremo que no sea puro, pero para esta plantilla es el sistema mejor y al que están más acostumbrados», sentenció Ancelotti.

En ese resquicio a un extremo que no sea puro, entraría la opción de sentar a Rodrygo y apostar por Valverde, sin sentar en el banquillo a ninguno de la vieja guardia.

Todo apunta a que si no se produce la segunda suplencia consecutiva del uruguayo y entra de novedad para aumentar el músculo en la pelea del centro del campo, sería Modric el sacrificado.
Ancelotti, que nunca ganó en el Camp Nou como técnico y perdió en las dos visitas que hizo al mando del Real Madrid, tiene un día para terminar de ajustar su propuesta.

El estado de Jordi Alba y la opción de atacar esa banda con un extremo puro es un factor a tener en cuenta. La táctica se ha trabajado esta semana con más intensidad que las pasadas en la ciudad deportiva de Valdebebas. EFE

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Pérez, el más rápido en la segunda práctica en Austin

Siguiente noticia

Baldwin fue avisado de que la pistola no tenía balas, según la nota judicial