Más

Suscribirse

Redes Sociales

Ricardo Salinas Pliego; La otra cara del empresario-tuitero

A Ricardo Benjamín Salinas Pliego o lo aman o lo odian, pero es un empresario que no pasa desapercibido. Dueño de un emporio que lo mismo maneja firmas dedicadas a las telecomunicaciones, medios de comunicación y entretenimiento, transporte, servicios financieros y comercio especializado, entre otros sectores, es un hombre mediático que no escapa a críticas y está siempre en el ojo público.

Tuitero empedernido, siempre da de qué hablar, pues es polémico por naturaleza. Justo hace unos días fue noticia al revelarse que Grupo Salinas –encabezado por él–pagó 2.7 mil millones de pesos por concepto de impuestos atrasados al SAT, y por celebrar su cumpleaños 67 en compañía de unos pocos familiares, seis de sus seguidores en redes sociales y algunos influencers.

Ricardo Salinas Pliego; La otra cara del empresario-tuitero

Sin embargo, pocos conocen al hombre de familia. Muchos conocen solo al millonario empresario, al polémico tuitero, al crítico del sistema, pero pocos al hombre que se preparó desde muy joven para ser un hombre triunfador.

Ricardo Benjamín es contador público por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, cursó su maestría en Negocios por la Universidad Tulane y recibió un doctorado Honoris Causa por parte de la Universidad Autónoma de Guadalajara.

La veta empresarial la lleva en la sangre, pues su bisabuelo, Benjamín Salinas Westrup, fundó una fábrica de muebles a principios del siglo pasado; su abuelo Hugo Salinas Rocha creó la cadena Salinas y Rocha, y su padre, Hugo Salinas Price, es el fundador de la cadena minorista Elektra.

Salinas Pliego, en 1981, empezó a trabajar en Grupo Elektra como gerente de importaciones y, en 1987, fue nombrado director general de la compañía.

Cuando Ricardo asumió la presidencia de Grupo Elektra, lo hizo cuando estaba en una grave crisis económica, los augurios no eran buenos e, incluso, se planteaba la posibilidad de declarar en quiebra a la empresa. Sin embargo, Salinas Pliego reestructuró a fondo las operaciones de la compañía con un esquema de negocios nuevo: bajos márgenes, estricto manejo del efectivo y línea básica de productos. Estas medidas modificaron el rumbo de la empresa que, de forma sostenida, retornó a la viabilidad y volvió a ofrecer financiamiento.

Después, en 1993, un grupo de inversionistas con Ricardo Benjamín a la cabeza, adquirió el paquete de medios que privatizó el gobierno federal de Carlos Salinas, con lo que nació TV Azteca.

A lo largo de siete años, Salinas Pliego se concentró en la administración de la empresa y gracias a la ruptura de ciertos paradigmas de la industria, en pocos años logró capturar el 40% de la audiencia, lo que la consolidó como la segunda mayor productora de contenidos para televisión en español en todo el mundo.

Ricardo Salinas Pliego; La otra cara del empresario-tuitero

Y sus negocios se diversificaron, creciendo y triunfando en varios rubros, convirtiéndolo en uno de los empresarios más ricos e importantes de México.

EL LADO HUMANO

Con una visión emprendedora, Ricardo Salinas también impulsó iniciativas sociales y culturales, como la Fundación Azteca, una organización dirigida a la atención de diversos problemas y necesidades de la población en materia de salud, educación y protección al medio ambiente, entre otros.

En abril de 2021 presentó el Centro Ricardo B. Salinas Pliego, ​un espacio que busca impulsar el desarrollo de ideas que contribuyan a la transformación del país, teniendo como base seis líneas de trabajo o pilares: Libertad, Estado de Derecho, Educación, Liderazgo, Arte y Cultura, e Innovación y Emprendimiento. La iniciativa está integrada por los programas Arte & Cultura, Caminos de la Libertad​ y Kybernus.

El empresario también creó su propio blog, donde comparte secretos y consejos para triunfar en la vida, además de participar en diversos foros como conferencista.

Hace unos días, escribió en su blog que participó en EXMA 2022, un evento donde durante dos días, diferentes líderes compartieron sus experiencias sobre ser “mentes sin miedo”.

“En mi ponencia hablé sobre un libro que me cambió la vida y platiqué sobre los retos y reflexiones que he tenido que afrontar. Quiero compartirles más sobre este texto.

“¿Qué es lo más importante para triunfar en la vida y en los negocios? Ésta es una pregunta que me hacen con frecuencia los jóvenes en mis conferencias. Mi respuesta es: nunca te rindas.

“No considero que haya recetas mágicas para triunfar, pero sí es una cualidad indispensable ser tenaces y perseverar para alcanzar nuestras metas. Un buen comienzo es alimentar un espíritu inquebrantable con ideas que fortalezcan nuestra determinación.

“Una lectura interesante y constructiva en ese sentido es Poder sin límites, de Anthony Robbins, un escritor y orador motivacional que pone especial énfasis en la actitud que tenemos ante la vida como el principal problema del desarrollo personal”.

Ricardo Salinas, citando al escritor Robbins, destaca también una serie de rasgos que distinguen a las personas exitosas, a los cuales denomina los siete mecanismos activadores básicos:

La pasión. Es la motivación que las impulsa a actuar, progresar y destacar. En síntesis, es su “elemento”.

La fe. Son las creencias que distinguen a quienes destacan. La fe en lo que somos y podemos llegar a ser determina con bastante exactitud lo que seremos.

La estrategia. Es la manera de organizar los recursos para utilizarlos del modo más eficaz.

La claridad de valores. Los valores son sistemas de creencias que nos sirven especialmente para distinguir lo que está bien de lo que está mal.

La energía. Los triunfadores se apoderan de las oportunidades y les dan forma. Viven convencidos de que lo único que no le sobra a nadie es el tiempo.

Poder de adhesión. La mayoría de las personas exitosas tiene en común una extraordinaria capacidad de adhesión, es decir, un talento para conectar y establecer relaciones con los demás, cualesquiera que sean sus orígenes sociales y sus creencias.

Maestría en la comunicación. Es un tema esencial, ya que el modo en que nos comunicamos con otros y con nosotros mismos, determina la calidad de nuestra vida. Las personas que tienen éxito son las que han aprendido a aceptar cualquier desafío que se les presente y a comunicar esa experiencia consigo mismas, de tal manera que logran asimilar los hechos y cambiarlos para mejorar.

Es el otro lado de Ricardo Benjamín Salinas Pliego, el hombre, el filántropo, quien comparte su filosofía de vida para triunfar y mejorar el desarrollo personal.

TODO ESTÁ EN LA MENTE El empresario explica que, para triunfar, un aspecto fundamental que hay que considerar es la actitud, la forma de pensar: todo está en la mente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *