Reunión bilateral en Francia por el contencioso pesquero franco-británico

78 vistas
4 min lectura
Fotografía: EFE

Los responsables de Asuntos Europeos de Francia, Clément Beaune, y Reino Unido, David Frost, se reúnen este jueves en París para tratar de desbloquear el contencioso por unas decenas de licencias de pesca, bajo la amenaza de París de imponer represalias, si Londres se muestra inflexible.

Esas represalias, que consistirían en prohibir a los pesqueros británicos el acceso a los puertos franceses para que vendan sus cargamentos en el que es su principal mercado y endurecer los controles a las importaciones procedentes del Reino Unido, «están encima de la mesa», advirtió este jueves el portavoz del Gobierno francés, Gabriel Attal.

Esas medidas, subrayó Attal en una entrevista al canal de televisión CNews, «tienen vocación de aplicarse si los británicos se mantienen en que no quieren respetar el acuerdo» del Brexit, que incluía un capítulo sobre los derechos de pesca de los europeos en aguas bajo jurisdicción británica, uno de los más difíciles de la larga negociación que terminó in extremis el 24 de diciembre pasado.

«Queremos que las cosas avancen»,

señaló el portavoz, que recordó el principal argumento de la posición francesa: «queremos que el acuerdo que se negoció y que los británicos firmaron se respete» porque «no se puede firmar un acuerdo y luego decir: esta medida no nos conviene».

Las divergencias están en la interpretación del compromiso del Brexit que establecía el derecho para que pesqueros de países europeos sigan faenando en las aguas jurisdiccionales británicas, pero a condición de obtener unas licencias para lo cual deben probar que ya habían trabajado en esas aguas entre 2012 y 2016.

El problema es que probar eso es complicado para algunos barcos, en particular los más pequeños (en la mayor parte de los casos franceses) que no estaban equipados de geolocalización o porque hay algunos nuevos que han sustituido a otros.

El Ejecutivo francés no tiene muchas esperanzas puestas en la entrevista de hoy entre Beaune y Frost, y la prueba es que no ha querido precisar ni la hora ni el lugar de París donde tendrá lugar, y tampoco ha previsto dar información cuando termine.

Para París es importante otro encuentro con los británicos programado para mañana «bajo los auspicios de la Comisión Europea» en el que también debería participar un representante francés porque es una forma de sacar este contencioso de un marco puramente bilateral y darle una dimensión europea.

Hasta ahora, los otros miembros de la Unión Europea no han dado signos de querer implicarse de forma significativa junto a Francia en un conflicto que no les ha afectado directamente.

La razón es que el grueso de las demandas de licencia rechazadas por ahora corresponden a barcos franceses.

Algo que Francia ha interpretado como el modo que tiene Londres de castigar de forma específica a un país con el que se han multiplicado las fricciones desde que los británicos votaron su salida de la UE y se iniciaron unas negociaciones para el Brexit «a cara de perro».

Te puede interesar: Francia considera «constructivo» el ambiente en su negociación con Londres

EFE

JBR

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Soler, Correa, Rosario y Herrera en la lista de los nuevos agentes libres

Siguiente noticia

Alemania registra el máximo diario de nuevos contagios en toda la pandemia