Renovados, pero con siete bajas

109 vistas
4 min lectura
Foto: @ClubAmerica

Rodrigo Mojica / AM

Santiago Solari cambió el rostro de la vez anterior a esta última. El semblante del tipo apenado y hasta con la mirada perdida, parece que pudo recargarse, pues se le nota confiado, motivado, más allá de que la jovialidad es muy natural en él.

Y es que, aludiendo a las frases hechas, de que esto es así, pero que también hay revanchas, el técnico del América, sin olvidar los dos fracasos a su mando, pero anteponiendo las enseñanzas, aseguró que están listos para lo que se les viene, a partir de un trabajo a consciencia.

“Afrontamos el torneo con mucha ilusión, con energías renovadas, con ganas de arrancar y de disfrutar del futbol que tanto nos gusta a todos, un deporte apasionante, que esperemos no tenga que parar”.

Sin embargo, en el banderazo del Grita México C22, los problemas para El Indiecito no son ajenos, pues debido al rebrote del Covid-19 y la falta de forma física de los refuerzos, tendrá ausencias que de alguna manera le complicarán el armado para enfrentar este viernes en el Estadio Cuauhtémoc al Puebla, en lo que será su remojo en el certamen.

“Estamos muy ilusionados con el año que empieza, pero estamos un poco desabastecidos de piernas al comienzo del año, tenemos que compensarlo con nuestras ganas, con nuestra ilusión y con nuestra competitividad; ha habido cinco bajas deportivas, que estuvieron el semestre pasado con nosotros y tenemos siete bajas por motivos de salud para esta convocatoria; es cierto que se han incorporado dos jugadores: Valdés (Diego) y Jonathan (Dos Santos), pero ninguno ha llegado en condiciones de participar todavía, entonces lo afrontaremos con alegría. Evidentemente no es el comienzo más cómodo para nosotros”, explicó el timonel argentino.

AÑO ATÍPICO

Solari también se dio tiempo de hablar de lo que será un extraño 2022, con competiciones apretadas, y que les requerirá de una buena planificación, sobre todo por la Copa del Mundo en Catar.

“Hay un Mundial a fin de año, la primera vez de la historia en esa época, y el torneo se convierte en un semestre largo, va a estar muy comprimido y hay que afrontarlo técnicamente como si fuera de un tirón.

“El año, aunque van a ser dos torneos, con sus respectivas Liguillas, son prácticamente cuatro torneos en ocho meses y será importante todo lo que hagamos a nivel de trabajo y a nivel de incorporaciones, esto es una reflexión de club, todo el trabajo que se haga de manera institucional”.

Finalmente, el estratega de las Águilas, aunque eludió la respuesta referente a qué decirle a una afición que parece molesta por los resultados recientes, mencionó que “es clasificar primero, por supuesto, y es llegar a ese segundo torneo en el mejor momento de forma posible”.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Mayoría de mexicanos confía en sonreír mucho más en 2022, según estudio

Siguiente noticia

Pumas vs Toluca, en Monday Night