Más

Suscribirse

Redes Sociales

Relojes de lujo y anillos, los regalos que desataron el arresto de Imran Khan en Pakistán

El exprimer ministro paquistaní Imran Khan fue arrestado tras ser condenado a tres años de prisión por ocultar los beneficios que obtuvo de las arcas estatales al quedarse decenas de regalos recibidos durante su mandato, entre ellos anillos y relojes de lujo para los que no abonó la parte del valor de su tasación que marca la ley.

Un tribunal de distrito de Islamabad encontró este sábado a Khan culpable de “prácticas corruptas” por presentar “deliberadamente detalles falsos” en su declaración de esos obsequios a la Comisión Electoral de Pakistán.

El llamado “caso Toshakhana” recibe ese nombre por tratarse del depósito gubernamental donde se guardan los regalos recibidos por funcionarios gubernamentales de parte de responsables extranjeros, muchos de los cuales Khan revendió por su valor real, tras haberlos recibido por una cantidad mínima, obteniendo así grandes sumas de dinero con unos regalos que pertenecerían a las arcas del Estado.

Entre los obsequios que Khan supuestamente había vendido, el actual primer ministro, Shehbaz Sharif, llegó a señalar que se encontraban regalos por valor de 635.497 dólares en Dubái. Unas acusaciones que el partido del exprimer ministro, el Pakistan Tehreek-e-Insaf (PTI), desmintió.

REGALOS DE LUJO

Entre los regalos que Khan y su esposa recibieron durante su etapa en el Gobierno, que concluyó en abril del año pasado tras ser destituido mediante una moción de censura, destacan relojes de pulsera, incluidos un Rolex y un Graff, un par de adornos, un anillo y otros artículos de lujo que nunca depositaron en Toshakhana, según los registros, y que luego vendieron.

Todos estos objetos de gran valor figuran en la lista de obsequios registrados desde 2002 en Toshakhana, que el Gobierno de Pakistán publicó en mayo, y por los que los dignatarios deben pagar el 50 % del valor de su tasación si quieren quedárselos.

La controversia en torno al caso comenzó el pasado octubre, cuando la Comisión Electoral de Pakistán declaró culpable a Khan de no declarar las ganancias de la venta de los obsequios estatales que recibió como primer ministro de 2018 a 2022, y le inhabilitó para ocupar un cargo público, además de solicitar un proceso penal contra él.

ÓRDENES DE ARRESTO

Desde entonces, Khan ha enfrentado varias órdenes de arresto por este y otros casos, que logró evitar a través de sus abogados, que lograban obtener la libertad bajo fianza para su cliente, o de sus seguidores, que no dudaron en ocasiones en acudir a la residencia que el exmandatario tiene en el este de Pakistán para protegerle de las autoridades.

Así sucedió el pasado marzo, cuando miles de partidarios del ex primer ministro acudieron a su vivienda para impedir su detención, después de que las fuerzas de seguridad se personasen para arrestarle por el caso Toshakhana.

Esta ayuda, sin embargo, no fue suficiente para evitar que Khan fuese arrestado el 9 de mayo cuando se dirigía a un tribunal para solicitar una medida de libertad bajo fianza para uno de los casos presentados en su contra.

El escaso tiempo que permaneció bajo arresto, ya que el Tribunal Supremo ordenó su liberación a los dos días, fue suficiente para que el país se sumiese en una ola de violencia con severos enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los partidarios del ex primer ministro.

Los disturbios se saldaron con al menos ocho muertos y cientos de heridos, además de varias propiedades e instalaciones militares destrozadas e incendiadas.

OTROS BENEFICIADOS

Pese a la polémica en torno a Khan, son varios los ex altos cargos públicos del país que se beneficiaron de su posición para retener numerosos presentes, desde coches de lujo hasta costosos gemelos para decorar camisas, pagando una cantidad mínima o, en algunos casos, gratis.

La lista publicada por el Gobierno paquistaní revela que el difunto gobernante militar Pervez Musharraf, así como los ex primeros ministros Yousuf Raza Gilani, Nawaz Sharif, Raja Parvaiz Ashraf se encuentran entre los líderes que recibieron obsequios a lo largo de su carrera política.

Musharraf y su familia recibieron decenas de regalos durante su mandato, la mayoría de ellos sin costo adicional o después de haber pagado una cantidad exigua, y entre ellos se encuentran tres coches Toyota cuyo valor no se pudo tasar, ya nunca llegaron a depositarse en Toshakhana.

El expresidente Asif Zardari recibió al menos 182 obsequios, la mayoría entre los más costosos retenidos por un titular. En 2019 se quedó con un BMW y un Toyota Lexus pagando casi el 17 por ciento de su valor. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *