Más

Suscribirse

Redes Sociales

Regresa Donald Trump

EFE/EPA/ALLISON DINNER
EFE/EPA/ALLISON DINNER

A un sinnúmero de sectores, donde se incluyen personalidades de alto relieve, les parece preocupante el regreso de Donald Trump. Al final, es un hecho que volverá para ser mandatario del país más poderoso del mundo.

Las especulaciones se han intensificado, particularmente en lo que se refiere a las relaciones con México. A diferencia de otros gobernantes estadounidenses, Trump ha sido claro, preciso y sumamente cruel en sus opiniones contra los mexicanos. Es evidente el desprecio, nos señala culpables de la inseguridad en Estados Unidos; su conducta es precipitada e irresponsable, de manera evidente muestra su falta de oficio político y aún más, de diplomacia. Él entenderá algún día que la delincuencia es un problema mundial que abarca todos los ámbitos.

Tengamos presente que la nación vecina se pobló de personajes provenientes de todo el globo terráqueo, como europeos, asiáticos, africanos, etc., quienes llegaron, una buena parte, como ilegales y en esa dimensión, se “apoderaron” de un territorio generoso que les dio abrigo. Entre esos emigrantes, se encontraba la familia de Trump, ¿de dónde entonces este “político” ofende y amenaza a todo aquel que se le atraviesa?; dejemos en claro, “nosotros” somos americanos, el extraño, el desnaturalizado, es él, al que no se le debe admitir, bajo ningún concepto, faltas de respeto que enardecen, debemos poner un alto a su conducta antimexicana y antilatinoamericana; en este mismo renglón, vale la pena notar que todos los presidentes gringos han sido sumamente arbitrarios y abusivos en contra de los pueblos de América, pero a diferencia de Trump, “no lo dicen”, simplemente actúan, expulsándonos, insultándonos y criminalizándonos.

Estados Unidos, es sin duda un centro donde la infamia, la violencia y constantes crímenes de odio, logran un sentido de naturalización. De tales eventos, no son culpables nuestros paisanos; admitimos que algunos actúan ilícitamente, pero ni lejanamente puede considerarse que la mayoría mantenga un comportamiento irregular. Los mexicanos y de otras zonas de América, se vuelven ciudadanos ejemplares, respetuosos de la ley y sumamente trabajadores. Enriquecen a la población norteamericana; merecen respeto e insistimos, no admitimos las conductas, en el mejor de los casos, descorteses de Trump.

Ahora que va a ser nuevamente mandatario, nuestro gobierno debe ponerle un alto a su actitud provocadora para con nuestro pueblo, que a diferencia de él y de muchos de sus coterráneos, ellos carecen de historia, principios morales y en general, de valores.

Entendemos que hay en este momento una actitud a la que bien le podemos llamar “terrorífica”, en contra de quienes lo único que desean, es encontrar mejores condiciones de vida. Europa ha mostrado de manera indiscutible su beneplácito por los emigrantes, concretamente en Madrid, hay un gran aviso en la importante Plaza de Cibeles, donde dice: “Bienvenidos emigrantes”. En esta tesitura, la política estadounidense, debería estar orientada, para darles a quienes llegan a sus tierras, las mejores de las bienvenidas y sentirse bienaventurados con personas de buen vivir que serán excelentes ciudadanos.

 

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *