Más

Suscribirse

Redes Sociales

Recuperan seis cuerpos de un naufragio frente a las costas libias

La Media Luna Roja libia anunció este jueves la recuperación de los cuerpos de seis personas migrantes frente a la costa de Sabratha (noroeste), después de que su embarcación precaria naufragara cuando trataba de alcanzar Europa.

El pasado año un total de 24.684 personas fueron rescatadas o interceptadas y devueltas al país magrebí pese a ser considerado un lugar “no seguro”, 529 personas perdieron la vida y otras 848 desaparecieron, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Desde enero las llegadas a la costa italiana han superado las 31.000 personas- casi cuatro veces más que en 2022- por lo que el Gobierno de la ultraderechista Giorgia Meloni decretó el pasado 11 de abril el estado de emergencia durante los próximos seis meses tras el desembarco de más de 3.000 personas en tan sólo tres días.

Libia es un país de tránsito para miles de migrantes que se embarcan en el Mediterráneo central- la ruta más mortífera- y, junto al vecino Túnez, se ha convertido en uno de los principales puntos de partida. Durante el primer trimestre se ha registrado la cifra más alta de fallecidos del último lustro con un total de 441 víctimas.

Organizaciones humanitarias denuncian la “extrema violencia y persecución” ejercida por las autoridades tunecinas contra los migrantes subsaharianos, especialmente después de que el presidente Kais Said- que se arrogó plenos poderes en julio de 2021- les acusase en febrero de formar parte de un complot para cambiar la demografía y la identidad “arabo-musulmana” del país.

Túnez “no es ni un país de origen seguro ni un tercer país seguro y, por lo tanto, no puede ser considerado un lugar seguro para las personas rescatadas en el mar”, señalaron hoy cerca de 70 ONGs en una declaración colectiva.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Volker Türk, alertó este jueves sobre la precaria situación de los solicitantes de asilo y migrantes y pidió esfuerzos concertados para garantizar su rescate así como un “trato digno, eficaz y completo en un lugar seguro”.

Al mismo tiempo, el Parlamento Europeo aprobó por dos tercios de los votos una serie de medidas para gestionar la migración, incluido un plan de emergencia que obligará a los 27 miembros a cooperar en caso de que la capacidad de recepción de un país socio se vea superada por la llegada “repentina y masiva” de solicitantes de asilo y migrantes y dispondrán de un año para reformar su caduco sistema de asilo.

Según la legislación vigente, el país que recibe a estas personas debe asumir la responsabilidad, lo que deja en desventaja a países del sur como Grecia, Italia, Malta y España- que exigen solidaridad del resto de estados- mientras algunos rechazan la imposición de cuotas obligatorias. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *