Razones por las que se te antoja la comida picante

2729 vistas
3 min lectura
Pixabay

Dra Julia Salinas Dücker

Médico especialista en nutrición

¿Sabías que el gusto por el picor en la comida no es natural? Es adquirido y demuestra también una diferencia entre culturas (y entre personas) a la hora de disfrutar de este tipo de alimentos. Y aunque no a todos les gusta el picante, los antojos de alimentos picantes, en particular, a menudo se pueden explicar por varias razones:

  1. Hace calor o tienes calor: Aunque suene contradictorio, es posible que te den antojos por alimentos picantes cuando hace más calor, ya que ciertos alimentos picantes pueden funcionar para enfriar tu cuerpo.

Los chiles contienen capsaicina, el compuesto que le da a los chiles su característico sabor picante. Algunas investigaciones sugieren que la capsaicina puede desempeñar un papel clave en la termorregulación, un proceso que ayuda a mantener la temperatura interna del cuerpo. La capsaicina puede provocar sudoración en el cuerpo, lo cual te ayuda a mantenerte fresco.

  1. Estás embarazada: Los antojos de alimentos son muy comunes, y normalmente va hacia las cosas dulces como el chocolate, los helados y los postres. Sin embargo, los alimentos picantes son otro antojo común. Se cree que los antojos durante el embarazo se pueden deber a una combinación de cambios hormonales, deficiencias de nutrientes y ciertos ingredientes o compuestos en los alimentos deseados que mejoran el estado de ánimo.
  1. Te sientes triste: La capsaicina desencadena sensaciones de dolor y hace que el cuerpo libere endorfinas, lo que puede ayudar si te sientes triste deprimido.
  1. Tienes un resfriado: A muchas personas les moquea la nariz después de comer alimentos picantes. Además, las sopas calientes, las salsas y los condimentos a menudo se recomiendan como remedio natural para los resfriados. Curiosamente, algunas investigaciones sugieren que los alimentos picantes pueden ayudar a eliminar la congestión y disminuir síntomas de rinitis alérgica.
  1. Tienes una adicción por el picante: si eres de los que le pone salsa a todo y por alguna razón (gastritis, reflujo, dietas) dejas de consumir picante, es posible que experimentes más antojos de este tipo de alimentos que antes, ya que tu cerebro lo pide. Lo mismo pasa cuando dejamos de consumir chocolate y quesos.

Independientemente de la razón detrás de tu antojo, es importante comer alimentos picantes con moderación y excluirlos de su dieta si experimentas efectos secundarios negativos como indigestión, gastritis, náuseas o diarrea.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Apple presenta AirTag, una pequeña ficha para encontrar objetos perdidos

Siguiente noticia

La Liga MX, en el top mundial