Más

Suscribirse

Redes Sociales

Quintana Roo, se prepara para el impacto del huracán Beryl

EFE/Alonso Cupul
EFE/Alonso Cupul

La aproximación del huracán Beryl, de categoría 4 en la escala Saffir-Simpson, a las costas de Quintana Roo, cuyo impacto se espera la noche del jueves o la madrugada viernes al sur del balneario de Tulum, mantiene este miércoles a los cuerpos de emergencia y a la población en general bajo alerta máxima mientras se ponen en marcha programas de prevención.

Para atender la contingencia se instaló en Cancún el Consejo Estatal de Protección Civil (PC), el cual está encabezado por la gobernadora Mara Lezama y la titular de la Coordinación Nacional de PC, Laura Velázquez y en el que también participan la Marina, el Ejército, Guardia Nacional e instancias federales como la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Comisión Federal de Electricidad (CFE), Secretaría de Infraestructura Comunicaciones y Transportes (SICT).

De acuerdo con Bernardo Cueto, secretario de Turismo en Quintana Roo, hasta el momento hay 355.786 turistas vacacionando a lo largo de todo el estado, principalmente entre Cancún y la Riviera Maya, lo que representa un 68,5 % de ocupación hotelera.

“Estamos identificando la cantidad de turistas, los refugios para ellos en los diferentes destinos del estado y en el momento en el que las autoridades de Protección Civil así lo determinen, en caso de evacuación, estaremos listos para llevar a los turistas hacia refugios seguros”, expuso Cueto.

Quintana Roo en alerta

Prácticamente todo el estado de Quintana Roo se mantiene en alerta amarilla, mientras que los municipios de Tulum, Felipe Carrillo Puerto, Bacalar, Othon P. Banco y José María Morelos están en alerta naranja y se espera que en el transcurso de las próximas horas se modifique ante el avance del huracán que en las últimas horas pasó por la isla de Jamaica y sigue su paso por el Caribe.

Las medidas de seguridad incluyen el cierre de los puertos a la navegación menor, la suspensión de actividades en parques turísticos, la suspensión de clases en todos los niveles educativos y la aplicación de la ley seca que prohíbe la venta de alcohol a partir del primer minuto del jueves.

Diego Castañón, presidente municipal de Tulum, uno de los municipios que recibirán el impacto directo del huracán Beryl, de mantenerse la actual trayectoria, dio a conocer que se habilitaron 42 refugios anticiclónicos para turistas y la población en general, los cuales contarán con un médico y una enfermera, además del apoyo de efectivos militares y de protección civil.

La comunidad de Punta Allen, un pueblo de pescadores ubicado en la reserva de Sian Ka’an, es una de las primeras que se están evacuando. Todos los habitantes que no pudieron trasladarse con familiares o a otros puntos del estado tendrán refugio en las instalaciones de un centro educativo.

El presidente municipal de Tulum detalló que 22 refugios están instalados en la zona maya y 20 más en la zona costa.

Los albergues cuentan con capacidad para recibir hasta 5.000 personas y están equipados con colchonetas, cobertores, alimentos, y personal médico para atender las necesidades básicas de los ciudadanos.

Aunque no se ordenó oficialmente el desalojo de la isla de Holbox, desde muy temprano la gobernadora de Quintana Roo dio a conocer que se ofrecería el servicio de barco de manera gratuita para los habitantes que deseen ponerse bajo resguardo en la zona continental.

Doble impacto

Para el jueves por la noche o madrugada del viernes, las autoridades pronosticaron que el centro de Beryl, que registra vientos de 220 kilómetros por hora y rachas de 270 km/h y se avanza hacia el oeste-noroeste a 31 km/h, se ubique sobre la región centro-norte de Quintana Roo, en el municipio de Felipe Carrillo Puerto.

Tras tocar tierra como huracán categoría 2, el ciclón se reducirá a tormenta tropical por la noche del viernes en el Golfo de México, para luego tomar fuerza nuevamente en huracán categoría 1 y golpear las costas del estado de Tamaulipas el domingo en la noche o madrugada del lunes.

Félix Tornéz Martínez es pescador y también prestador de servicios turísticos en Puerto Morelos, al igual que sus compañeros tuvo que sacar su embarcación y ponerla bajo resguardo en un campo de béisbol.

“Faltan más embarcaciones, se va a llenar aquí el estadio de beisbol y pues aquí van a estar alrededor de 5 o 6 días, tal vez un poco más, hasta que la autoridad determine que la contingencia haya pasado”, comentó.

“La primera recomendación de Capitanía y de los cursos es salvaguardar la vida y después las embarcaciones, somos como uno mismo las resguardamos a ellas y nos resguardamos a nosotros”, explicó a EFE.

Beryl, que ha dejado siete muertos en las islas del Caribe, es el primer huracán de la temporada y sienta un “alarmante precedente” porque nunca se había formado a estas alturas de año un ciclón de máxima intensidad en el Atlántico, alertó este martes la Organización Meteorológica Mundial (OMM). EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *