Más

Suscribirse

Redes Sociales

Putin asegura que hará todo para prevenir amenazas a la seguridad de Crimea

El presidente ruso, Vladímir Putin, aseguró hoy que Rusia hará todo para prevenir amenazas a la seguridad de la península ucraniana de Crimea y la ciudad portuaria de Sebastopol, anexionadas en 2014 por el Kremlin tras unos referendos considerados ilegales por Occidente, que impuso sanciones al país por ello.

“Obviamente, los problemas de seguridad son una prioridad para Crimea y Sebastopol, especialmente hoy” con la campaña bélica rusa en Ucrania en sus puertas, recalcó el jefe de Estado durante una videoconferencia sobre el desarrollo socioeconómico de la península.

Putin hizo estas declaraciones ante el líder impuesto por Rusia en Crimea, Serguéi Axiónov, entre otros cargos, la víspera del noveno aniversario de la anexión de la península y del principal puerto de la misma el 18 de marzo de 2014.

“Me gustaría felicitar a los habitantes de Crimea, a los residentes de Sebastopol, a todos los ciudadanos de nuestro país por el próximo Día de la Reunificación de Crimea con Rusia”, dijo Putin.

El jefe del Kremlin enfatizó que hace nueve años, los residentes de Crimea y Sebastopol tomaron una “decisión histórica final e inequívoca: convertirse en parte de un país único y grande una vez más y para siempre”.

El 18 de marzo de 2014 el presidente ruso firmó el tratado de anexión de la península ucraniana y de Sebastopol tras sendos referendos en los que los residentes de Crimea apoyaron supuestamente en un 96,77 % su incorporación a Rusia y en un 95,6 % los del principal puerto, considerado ciudad con estatus federal.

La incorporación quedó sellada tres días después.

En la campaña militar que Putin ordenó iniciar en Ucrania el 24 de febrero de 2022, Rusia ha conseguido crear un corredor terrestre entre el Donbás, en el este de Ucrania, y Crimea, en el sur, que necesita para su supervivencia los recursos hidrológicos, energéticos y agrícolas del sur de Ucrania.

Con la anexión ilegal en septiembre pasado de las regiones ucranianas de Lugansk, Donets, Zaporiyia y Jersón, Rusia convirtió el Azov en un mar interior, lo que garantiza la seguridad de Crimea, que ha creado además una línea de fortificaciones.

En los últimos trece meses, Crimea ha sido no obstante objeto de sendos ataques atribuidos a Ucrania.

La península se convirtió en agosto de 2022 en objetivo enemigo a raíz de una operación de sabotaje contra un arsenal del Ejército ruso y unas sospechosas explosiones en un aeródromo ruso.

En octubre pasado, el puente de Crimea, joya de la corona de Putin y que une la ocupada península con Rusia, quedó fuertemente dañada por un atentado con explosivos atribuido por Moscú a Ucrania.

El viceprimer ministro ruso, Marat Jusnulin, señaló hoy que pronto comenzarán a circular de nuevo pequeños camiones y la segunda vía ferroviaria de la infraestructura será reabierta antes del 1 de julio. Los dos carriles automovilísticos ya se reanudaron.

Ucrania nunca ha dejado de insistir en que liberará tarde o temprano el territorio ocupado.

El país celebra desde 2020 cada 26 de febrero el Día de la Resistencia a la Ocupación de la República Autónoma de Crimea y la Ciudad de Sebastopol, fecha en la que en 2014 tuvo lugar en Simferópol la mayor manifestación en apoyo a la integridad y unidad del Estado ucraniano.

Además, en agosto de 2021 lanzó la Plataforma de Crimea, que recaba apoyos internacionales para la recuperación de la península y que este año llamó a Rusia a cesar de inmediato las hostilidades y retirar sus tropas de los territorios ocupados. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *