¿Puede la vitamina D protegerte del coronavirus?

186 vistas
3 min lectura

Dra. Julia Salinas Dücker

Médico especialista en Nutrición Clínica

La vitamina D es una vitamina soluble en grasa que desempeña una serie de funciones fundamentales en el cuerpo. Esta vitamina juega un papel fundamental en la respuesta inmunitaria, ya que tiene propiedades antiinflamatorias e inmunorreguladoras, y es crucial para la activación de las defensas, como mejorar la función de las células T y de los macrógafos que protegen tu cuerpo contra los patógenos.

Actualmente, no existe cura ni tratamiento para COVID-19, y pocos estudios han investigado el efecto de los suplementos de vitamina D o la deficiencia de vitamina D sobre el riesgo de contraer el nuevo coronavirus, SARS-CoV-2, sin embargo, en un estudio reciente, los pacientes que tenían niveles adecuados de vitamina D tenían un 51,5% menos de probabilidades de tener resultados adversos, como pérdida del conocimiento, hipoxia y muerte, en comparación con los pacientes con deficiencia de vitamina D.
Otra revisión reciente que incluyó a 11,321 personas de 14 países demostró que la suplementación con vitamina D disminuyó el riesgo de infecciones respiratorias agudas en hasta un 12%.

Cuando una persona se enferma, el cuerpo libera proteínas llamadas citocinas, las cuales pueden tener efectos proinflamatorios y antiinflamatorios y desempeñar un papel importante, ayudando a proteger contra infecciones y enfermedades, pero un exceso de citocinas, como ocurre en pacientes graves con COVID-19 en donde se libera una gran cantidad de citocinas, en particular interleucina-1 (IL-1) e interleucina-6 (IL-6), pueden inducir daño a diferentes órganos en determinadas circunstancias, empeorando la enfermedad.
La deficiencia de vitamina D se ha asociado con una función inmunológica reducida y puede aumentar la tormenta de citocinas y por consiguiente la inflamación asociada.

La suplementación con 1000 a 4000 UI de vitamina D por día durante un mes, suele ser suficiente para la mayoría de las personas. Sin embargo, esta vitamina debe de ser suplementada bajo la atención de un médico dependiendo tus niveles en sangre, ya que existen dosis que debemos de seguir para evitar caer en excesos y causar otros problemas a la salud.

Aunque la investigación en esta área está en curso, es importante comprender que la ingesta suplementaria de vitamina D por sí sola no puede protegerte de desarrollar COVID-19.

Síganse cuidando y ¡los leo en mis redes!.

Tw:@juliasalinas

Facebook: Dra. Julia Salinas Dücker

Instagram: @antojodiabolico

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

La Cámara de Diputados emitió declaratoria de aprobación a reforma constitucional relativa al Poder Judicial

Siguiente noticia

Alberto Fernández se emociona al ser nombrado huésped distinguido de Ciudad de México