Más

Suscribirse

Redes Sociales

Proyecto de Ley de Inmigración de Macron provoca dimisión de la Primera Ministra francesa

EFE/EPA/CHRISTOPHE PETIT-TESSON / POOL
EFE/EPA/CHRISTOPHE PETIT-TESSON / POOL

El proyecto de Ley de Inmigración promovido por el presidente francés Enmanuel Macron ha encontrado férrea resistencia en el Parlamento y provocado bajas en el Gabinete Ministerial; al respecto, el primer opositor y renunciante fue el Ministro de Salud, Aurelien Rousseau, quien fue rápidamente reemplazado.

Los analistas internacionales indican que este proyecto favorece a Marine Le Pen, líder del partido de extrema derecha Agrupación Nacional, en la Asamblea Nacional; sin embargo, Macron niega tal filiación y sostiene que la legalidad y validez del mismo se sostiene en que “es lo que los franceses quieren”, y la coincidencia solo responde “al fruto de un compromiso”

El referido proyecto de ley remarca el fortalecimiento del gobierno francés para deportar a extranjeros considerados indeseables y establece una serie de trabas burocráticas para que los foráneos no pueda aprovechar en igual medida el bienestar social; además de otros puntos que son considerados por la oposición como controversiales y como “una traición a los valores franceses”.

Asimismo, la líder del partido de extrema derecha Agrupación Nacional indicó que la aprobación del Proyecto de Ley es una “victoria ideológica” de su agrupación; no obstante, el presidente francés cuestionó tal afirmación diciendo que fue “una derrota para la Agrupación Nacional” porque “Le Pen juega con miedo” –según consignó la agencia Associated Press News.

Cabe resaltar que Agrupación Nacional se ha convertido en una fuerza política importante porque cuenta con 88 legisladores en la Cámara Baja; además, el mandato de Enmanuel Macron culmina en 2027 sin opción a tentar un tercer mandato consecutivo, debido al Sistema Electoral enmarcado en la Constitución francesa.

RODÓ LA CABEZA 

La Ley de Inmigración fue finalmente aprobada por la Cámara Baja del Parlamento, en la Asamblea Nacional, tras lograr una votación favorable de 349 votos contra 186; cabe indicar que la norma ya había sido adoptada por el Senado francés.

Al respecto, Elisabeth Borne renunció al cargo de Primera Ministra de Francia refiriendo que lo hacía por petición expresa el presidente Enmanuel Macron y con el objetivo de respetar la “voluntad” del mandatario de “nombrar un nuevo Primer Ministro”.

No obstante, diversos expertos consideraron que la verdadera razón era la necesidad del centrista Macron por buscar un nuevo impulso en su gobierno y con ello evitar caer en una eminente situación de emergencia; asimismo, calificaron que su liderazgo ha variado hacia la derecha tras el reciente acuerdo que concretó con el partido conservador Republicanos.

Además, indicaron que Elisabeth Borne quedó muy debilitada ante las duras negociaciones y el acalorado debate parlamentario, sembrando dudas respecto a su capacidad para lograr aprobar futuros proyectos de ley de gran relevancia; también comentaron que Macron está jugando sus cartas para prepararse para las elecciones de la Unión Europea a realizarse en junio.

La saliente Elisabeth Borne, de 62 años, fue nombrada en mayo de 2022 –tras la reelección de Macron– como la históricamente segunda Primera Ministra de Francia; sin embargo, la pérdida de poder de los centristas la obligaron a defender maniobras políticas y la utilización de poderes constitucionales especiales para poder aprobar leyes.

NUEVA CARTA

Tras la salida de Elisabeth Borne, el presidente de Francia, Enmanuel Macron, designó al joven político de 34 años Gabriel Attal como Primer Ministro; decisión que sorprendió a los analistas debido a la edad del reemplazante y a su relativamente corta carrera política.

Al respecto, la oficina de Macron expresó en un Comunicado de Prensa que la elección de Attal “demuestra la voluntad del presidente de permitir que surjan nuevos políticos; cabe mencionar que dicha afirmación es uno de los lemas del llamado “macronismo” que pregona la bandera del rompimiento de forma y acción con los partidos políticos tradicionales.

Asimismo, en el Comunicado de Prensa la oficina presidencial describe al nuevo Primer Ministro como un joven que “obtiene resultados rápidamente”; no obstante, Attal no es un desconocido en la escena política francesa, el último cargo que ha desempeñado ha sido como Ministro de Educación durante seis meses, donde recibió diversas críticas positivas.

Además, para muchos expertos es un joven que ha logrado destacarse como “una de las figuras más destacadas y ambiciosas de la escena política francesa en los últimos años”; siendo elegido por las encuestas como el político más famoso y que durante su paso por el Parlamento también cosechó loas.

Cabe destacar que la prensa francesa ha comparado al Primer Ministro –también centrista, abiertamente gay y luchador contra la homofobia– con el presidente Enmanuel Macron, quien –tras desarrollarse como asesor presidencial durante pocos años– a los 39, en 2017, se convirtió en el Jefe de Estado más joven de Francia.

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *