Más

Suscribirse

Redes Sociales

Prisión de 34 años a un expolicía de Ecuador por el sicariato de su hija bebé

La Justicia ecuatoriana condenó a 34 años de prisión a un expolicía, su esposa y otros dos sujetos por el asesinato de la hija del exagente, de siete meses de edad, cometido el año pasado mediante sicarios en la provincia andina de Imbabura.

La Fiscalía detalló este viernes que, con base en las pruebas justificadas, un tribunal sentenció al expolicía Luis L., a su esposa Marisol G., a José L. y Ufredo B. “a 34 años de prisión por el sicariato que acabó con la vida de la hija del exuniformado en abril de 2022”, en la ciudad andina de Ibarra.

En noviembre pasado, el Juez de Garantías Penales de Imbabura, Francisco Chacón, llamó a juicio a los ahora sentenciados por el crimen de la niña, ocurrido el 20 de abril de 2022, cuando Ufredo B. y José L. dispararon contra la niña y su madre, expareja del expolicía.

El magistrado tomó esa resolución tras haber analizado los más de cincuenta elementos de convicción presentados por el fiscal Jhonny Hurtado, en la audiencia de evaluación y preparatoria de juicio, desarrollada el 9 de noviembre.

El fiscal expuso como elementos de convicción el informe de reconocimiento del lugar de los hechos y evidencias, una pericia de audio, video y afines efectuada al teléfono celular de Ufredo B., del cual se extrajo conversaciones con Marisol G. -alias “la Majo”-, relacionadas con el hecho.

Además, se cotejaron las voces de esos audios, que determinaron que corresponden a los dos ahora sentenciados.

“También presentó una pericia balística que estableció que la vaina (casquillo) encontrada en el lugar de los hechos fue disparada por el arma de dotación policial -entregada por el uniformado a uno de los sicarios- para cometer el delito”, indicó la Fiscalía.

La Fiscalía también refirió el testimonio anticipado de Ufredo B., en el que narró que el expolicía y su cónyuge le pagaron 3.500 dólares para perpetrar el acto ilícito contra la madre de la niña, a quien Luis L. llamó por teléfono y le pidió que salga de su domicilio para hablar.

“Ella salió y en ese momento llegaron Ufredo B. y José Luis L. en una moto y dispararon”, indicó. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *