Más

Suscribirse

Redes Sociales

Primer ministro de Fiyi pierde mayoría parlamentaria tras polémico escrutinio

El actual primer ministro de Fiyi, Frank Bainimarama, ha perdido la mayoría parlamentaria en el país del Pacífico Sur, tras completarse este domingo un escrutinio marcado por denuncias de fraude en una nación clave en el pulso entre China y EE.UU. por la influencia en la zona.

Los resultados finales de las elecciones de Fiyi, celebradas el 14 de diciembre, conceden un empate entre la formación de Bainimarama, Fiyi Primero, y la Alianza Popular del líder de la oposición, Sitiveni Rabuka, con ambas formaciones obteniendo 26 de los 55 escaños del Parlamento, según la Comisión Electoral.

Al no haber logrado ninguna de las partes la mayoría parlamentaria, se abre un periodo de negociaciones en el que se espera que las dos formaciones cortejen al Partido Socialdemócrata, cuyos tres escaños les permitirían formar Gobierno.

El incierto resultado es la guinda del pastel tras días de polémico escrutinio, después de que la Oficina Electoral de Fiyi suspendiera la noche de las elecciones el recuento a raíz de un fallo en la aplicación de resultados electorales, que entonces situaba a la Alianza Popular de Rabuka a la cabeza.

Rabuka, quien instigó dos golpes militares en 1987 y fue después elegido primer ministro (1992-1999) aseguró después no tener “confianza” en el recuento, y anunció que escribirá al Supervisor de las Elecciones, al Comandante del Ejército y a la Oficina del Presidente sobre estos hechos.

“Si tenemos que invocar ciertos aspectos de la constitución, lo haremos”, remarcó, sin dar más detalles.

Por su parte, los observadores internacionales que supervisaron los comicios aseguraron el viernes que no se produjeron “irregularidades” durante el proceso electoral.

El proceso de negociaciones entre los partidos añade incertidumbre a un país que ha sufrido cuatro golpes de Estado en los pasados 35 años.

El propio Bainimarama llegó al poder tras liderar un golpe de Estado en 2006, y confiaba en ser reelegido por tercera vez, ya que ganó las elecciones de 2014 y 2018 con alrededor de un 46 por ciento de los votos, frente al 33 por ciento de la alianza opositora.

Lo que ocurra en Fiyi tiene trascendencia más allá de la isla, pues mientras Bainimarama es visto como cercano a China, Rabuka ha dado muestras de querer distanciarse de Pekín, en un momento en el que la segunda economía mundial trata de firmar un polémico acuerdo de seguridad multilateral con la zona.

En consecuencia, Estados Unidos ha reforzado su diplomacia en la región, y el secretario de Estado, Antony Blinken, visitó Fiyi en febrero, la primera visita a la isla de un jefe de la diplomacia estadounidense en 36 años.

Además de hacer frente a la creciente influencia de China en la región, el próximo dirigente tendrá que abordar la crisis climática, la caída del turismo como consecuencia de la pandemia de la covid-19 o las rivalidades étnicas en el país.

Fiyi, archipiélago de más de 300 islas con una población de más de 900.000 habitantes , tiene una nueva Constitución desde 2013 que fue aprobada sin consulta ciudadana y sufre una gran tensión entre la comunidad fiyiana melanesia y la de origen indio desde su independencia del Reino Unido en 1970.

EFE

JBR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *