Más

Suscribirse

Redes Sociales

Presidente surcoreano dice que el Norte “pagará por sus provocaciones”

El presidente surcoreano, Yoon Suk-yeol, afirmó hoy que Corea del Norte “pagará por sus provocaciones temerarias”, horas después de que Pionyang anunciara que ha probado un nuevo tipo de dron submarino capaz de generar tsunamis radiactivos.

Yoon se pronunció así en su discurso durante una ceremonia celebrada en memoria de los 55 marinos caídos en el mar Amarillo, en el transcurso de la conocida como Segunda Batalla de Yeongpyeong en 2002 y a raíz del torpedo lanzado por un submarino norcoreano contra la corbeta Cheonan en 2010.

“Corea del Norte está avanzando en sus armas nucleares día a día, y llevando a cabo provocaciones de misiles con una intensidad sin precedentes”, dijo Yoon en la ceremonia celebrada en el cementerio nacional de Daejeon, a 139 kilómetros al sur de Seúl.

“Nuestro Gobierno y nuestro Ejército reforzarán de forma dramática el sistema surcoreano de tres ejes, frente a los avances y las provocaciones de misiles del Norte, y estrechará la cooperación de seguridad con Estados Unidos y con Japón”, dijo Yoon en alusión a la estrategia militar que incluye defensas antimisiles, una plataforma de ataques preventivos y planes para decapitar al régimen.

Los medios de Corea del Norte informaron hoy que el régimen probó esta semana en presencia del líder Kim Jong-un un nuevo tipo de dron submarino capaz de generar tsunamis radiactivos similar al sistema ruso conocido como Poseidón.

El dron se desplegó frente a la costa nororiental norcoreana el martes y “alcanzó el punto objetivo en aguas de la bahía de Hongwon establecido como puerto enemigo simulado con su ojiva de prueba detonando bajo el agua el jueves por la tarde”, según la agencia KCNA.

El dispositivo se ha testado coincidiendo con las grandes maniobras que estos días realizan Seúl y Washington en el sur de la península, calificados hoy mismo por Pionyang como “ejercicios de guerra persistentes y provocativos”.

“La misión de este armamento es penetrar sigilosamente en aguas operativas y provocar un tsunami radiactivo a gran escala mediante una detonación submarina que destruya grupos de ataque navales y los principales puertos operacionales del enemigos”, explicó el texto de KCNA. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *