Más

Suscribirse

Redes Sociales

Presidente de la Cámara de Representantes de EEUU reitera apoyo a Israel

El presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Kevin McCarthy, aseguró este lunes que abogará por que su país siga financiando la seguridad de Israel, durante un discurso ante el Parlamento israelí que ofreció en el marco de una visita oficial.

“Mientras yo sea el presidente de la Cámara de Representantes, el Congreso continuará financiando la asistencia de seguridad a Israel”, dijo McCarthy ante la Knéset (Parlamento israelí).

“Siempre debemos permanecer firmes en nuestro compromiso de que Irán nunca adquirirá un arma nuclear”, añadió.

El discurso de McCarthy ante el recinto legislativo israelí es el primero de un presidente de la Cámara Baja estadounidense en 25 años y el segundo en la historia del Estado judío.

“La necesidad de bloquear el armamento nuclear de Irán seguirá siendo una de las principales prioridades de Israel durante la sesión de verano de la Knéset, al igual que nuestra determinación de confrontar a los representantes regionales de Irán”, dijo por su parte el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

Israel se opone fervientemente al programa nuclear de Irán, a quien considera su máximo enemigo.

Ante la falta de progreso en las negociaciones con Irán para retomar el acuerdo nuclear de 2015 con las potencias mundiales, el Ejército israelí se ha preparado para forjar una amenaza militar creíble contra los sitios nucleares de Teherán.

Estados Unidos e Israel “vemos correctamente la amenaza que emana del régimen fanático de Irán, que amenaza no solo a Israel sino también a Estados Unidos y a todo el mundo libre”, añadió Netanyahu.

REFORMA JUDICIAL

La visita de McCarthy, que comenzó el domingo, coincide con el inicio de las sesiones de verano del Parlamento israelí tras un receso de un mes, en un clima de tensión por una polémica reforma judicial impulsada por el Gobierno que podría socavar la democracia y ha provocado un histórico movimiento de protesta en el país.

Las multitudinarias manifestaciones en contra de la reforma -que busca otorgar más poder al Ejecutivo en detrimento de la Justicia- llevaron a Netanyahu a suspender temporalmente los trámites legislativos de la reforma a fines de marzo y comenzar negociaciones con la oposición, algo que hasta el momento no ha dado frutos.

Uno de los aspectos que más preocupa a los detractores de la reforma judicial es la ley de selección de jueces, que da al Gobierno un poder casi total sobre el comité que los nomina. Además, reduciría drásticamente la capacidad del Supremo para anular legislaciones.

El líder de la oposición, el ex primer ministro Yair Lapid, dijo este lunes en la Knéset que la amistad de Estados Unidos e Israel se funda en “valores comunes, como la democracia, la separación de poderes y el Estado de derecho”, y que hará todo lo posible por que Israel sea “un lugar con libertad de expresión y religión, protección de las minorías, prensa libre, un sistema judicial fuerte e independiente”.

La controvertida reforma -que fue abordada por McCarthy durante una reunión con el presidente Isaac Herzog- ha puesto en jaque al gobierno de Netanyahu, que ha perdido gran parte de su popularidad y respaldo social.

Altos funcionarios estadounidenses han expresado su preocupación por la reforma, y algunos analistas apuntan que esta polémica ha provocado que la Casa Blanca no haya invitado a Netanyahu a una visita oficial tras su última victoria electoral en diciembre pasado. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *