Más

Suscribirse

Redes Sociales

PRD y PAN pusieron en “suspenso” la alianza El PRI fractura la coalición Va Por México

La postura del tricolor, en el sentido de ampliar cuatro años más la permanencia de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad, fue la gota que derramó el vaso

La no militarización del país se convirtió en la gota que derramó el vaso para la alianza Va Por México (PRI-PAN-PRD), que ya había dado señales de no estar en muy buenas condiciones desde que el Partido Acción Nacional presentó y arropó a Enrique Vargas del Villar, como su candidato para el Estado de México, dejando en claro que, si PRI y PRD tenían a alguien más considerado, no iba a ser del todo bien aceptado.

La propuesta de la diputada Yolanda de la Torre Valdez, en el sentido de ampliar cuatro años más la permanencia de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad, fue el inicio de este rompimiento, pues contrario a lo esperado por los demás partidos políticos, el líder priísta Alejandro Moreno Cárdenas avaló dicha postura, al igual que el coordinador del Grupo Parlamentario del PRI, Rubén Moreira, quien reiteró que retirar al Ejército de las calles, dejaría muchas zonas en conflicto, a merced del crimen organizado.

Respaldó la iniciativa de la diputada, al señalar que, aunque lo hizo a título personal, estaba de acuerdo, pues es una manera de salvar la situación de inseguridad que vive el país.

Al respecto, el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno, se dijo convencido de impulsar esta iniciativa si es para garantizar la paz y tranquilidad en materia de seguridad para los mexicanos.

La suspensión que impusieran y dieran a conocer los dirigentes del PAN y PRD, Marko Cortes y Jesús Zambrano, respectivamente, no causó mella en el ánimo del priísta, quien señaló que esta suspensión no significa ninguna ruptura, toda vez que el único compromiso que tienen es impulsar una propuesta sólida que garantice el mayor resultado para dar paz, armonía y tranquilidad a los mexicanos.

Expresó su respeto hacia Marko Cortés y Jesús Zambrano, y dijo que siempre ha existido comunicación y “ésta no será la excepción”, porque los tres partidos están comprometidos con construir un mejor país.

“Ellos tienen una posición, nosotros tenemos la nuestra, creo que es un tema de trabajar para construir hacia adelante, pero hoy debemos tomar una decisión, primero está México, resolvamos los temas de seguridad de este país que se cae a pedazos, y estamos convencidos de que las Fuerzas Armadas no sólo son una institución respetada, y tiene la absoluta confianza del PRI”, aclaró el priísta, a quien dicho sea de paso, culpan de haberse vendido con el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), para que no lo investiguen y le quiten el fuero por las denuncias que pesan en su contra. 

Ya en el tema, los dirigentes del PAN y del PRD emitieron un comunicado conjunto en el cual señalan que, a tres años y medio de creada la Guardia Nacional, esta viola claramente la Constitución Mexicana al contar con un mando militar e igualmente la gran mayoría de sus integrantes pertenecen al Ejército, en lugar de haber fortalecido una policía nacional civil y haber desmantelado a la Policía Federal.

Ambos proponen cuidar que el Ejército no siga incurriendo en violaciones al orden constitucional e internacional. El punto fundamental de la propuesta panista y perredista es que, cuando las Fuerzas Armadas intervienen en materia de seguridad pública, deben acatar los principios emitidos por la Suprema Corte de Justicia de la Nación que dictan que su intervención debe ser excepcional, temporal y restringida; estar subordinada a un mando civil, además de estar fiscalizados por instancias civiles, no militares.

PIDEN RECONSIDERAR

Por esta situación varias fueron las figuras políticas que piden al PRI reconsiderar su postura, no obstante que la iniciativa del jefe del Ejecutivo, en la cual pide ingresar a la Guardia Civil a la Sedena ya ha sido aprobada.

Ahora, la cuestión es trabajar en coordinación por el bien del país y por ello piden nuevamente la unión de las principales fuerzas políticas del país.

El diputado Jorge Álvarez Máynez, coordinador del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano, señaló que con la suspensión temporal de la alianza pierde el PRI, porque se desmorona su credibilidad, y también el país, porque se desvanece una posibilidad de que haya contrapesos.

“Pierde México, porque pierde una posibilidad de tener contrapesos en la Cámara de Diputados; pierde el Congreso, porque está en una dinámica de subordinación al Poder Ejecutivo desde hace cuatro años, y pierde el PRI, porque va desmoronándose la credibilidad que han intentado construir, y que inevitablemente, les va a pasar factura”, expresó en declaraciones a los medios de comunicación.

La diputada panista Rocío Esmeralda Reza Gallegos (PAN), secretaria de la Comisión de Seguridad Ciudadana, llamó al PRI a reflexionar profundamente sobre los compromisos firmados en pro del país, dentro de la alianza Va por México.

“El PRI debería cuestionarse su postura ante la ciudadanía, ante un país que se encuentra en una situación de caos en muchos aspectos. Fuimos muy claros nosotros como partido político en esta alianza de que hemos firmado compromisos con la sociedad civil”, señaló.

Así que mientras la iniciativa que causó la ruptura se ha aprobado, faltan ver varios temas que contemplaban la agenda de la alianza Va por México.

DOS GUBERNATURAS, EN VILO Si se rompe la alianza de Va por México, se infiere que el PRI iría solo en las elecciones a realizarse en Coahuila y el Estado de México, con posibilidades nulas de mantener esas gubernaturas.

Pedro Hernández Müller

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *