Policía argelina reprime con dureza una manifestación en la Cabilia

73 vistas
5 min lectura
Fotografía: EFE

La Policía argelina reprimió hoy en la ciudad cabil de Kherrata una manifestación de apoyo a los detenidos en las protestas del movimiento social de oposición pacífico «Hirak»; misma que desde 2019 pide el fin del régimen militar que domina el país. Además por la supuesta campaña contra el Movimiento de Autodeterminación de la Cabilia (MAK), al que se responsabiliza de los letales incendios que semanas atrás arrasaron esta región montañosa.

Said Salhi, vicepresidente de la Liga Argelina para los Derechos Humanos (Laddh), aseguró que las fuerzas de Seguridad emplearon gases lacrimógenos para dispersar a la multitud. También que decenas de personas fueron detenidas por agentes de uniforme y de paisano.

«Atacar a Kherrata es atacar a Hirak. No tenemos ninguna duda de todo lo que está sucediendo en estos días es un ataque al Hirak. Las autoridades han decidido ponerle fin para siempre, y por eso han decidido atacar Kherrata, el símbolo de Hirak»,

indicó Salhi.

En la misma línea se pronunció Abdeluahab Fersaui, presidente de la Reagrupación Acciones de la Juventud (RAJ), una asociación a la vanguardia de las protestas, quien insistió en que un número importantes de los arrestados este miércoles permanecen retenidos.

«La manifestación prevista para hoy en Kherrata fue impedida violentamente por la policía. Varias personas fueron detenidas y aún no fueron puestas en libertad. Basta de represión. Libertad para todos los detenidos y para todos los presos de conciencia»,

afirmó.

Fuentes oficiales explicaron a EFE que cualquier intento de manifestarse, en particular en la capital, Argel, está prohibido.

PRESIÓN SOBRE LOS CABILES

La manifestación se produce una semana después de que las autoridades argelinas incrementaran su presión sobre el MAK. Esto tras acusarle de provocar los incendios que los pasados 9 y 10 de agosto calcinaron gran parte de la esta zona montañosa de mayoría bereber (Amazigh) y de recibir apoyo y financiación de Marruecos.

La supuesta vinculación de los servicios secretos marroquíes con este grupo, al que el régimen de Argel califica de «entidad terrorista», fue una de las razones esgrimidas el martes por el presidente argelino, Abdelmedjid Tebboune, durante el anuncio de la ruptura de relaciones diplomáticas con su vecino.

Apenas dos días después de hacer pública la ruptura, la Fiscalía argelina anunció una orden de arresto internacional contra el cantante Ferhat Mehenni, uno de los líderes del MAK, al que igualmente acusa del presunto asesinato del joven Djamel Bensmail, uno de los voluntarios que viajaron a la zona del siniestro para prestar ayuda.

Según la fiscalía, la investigación del asesinato de Besmail, en la que se ha interrogado a 88 sospechosos, «ha permitido descubrir una red criminal, de naturaleza terrorista».

PREOCUPACIÓN

El mismo día en el que se hizo pública la orden de arresto internacional contra Mehheni fue detenida en su casa de Tizi Ouzu y trasladada a Argel la copresidenta del Comité Mundial Amazigh, Kamira Nait Sid, que defiende los derechos de los bereberes en el mundo, desde las islas Canarias (España) a Libia, Túnez, Mali y otros Estados.

Esta semana, familiares y grupos de la sociedad civil han expresado su preocupación por la destino del opositor argelino Slimane Bouhafs, presidente de la coordinadora San Agustín de cristianos en Argelia y activista en favor de la autonomía de la Cabilia, que fue apresado en su domicilio en Túnez el pasado 25 de agosto pese a estar bajo la protección del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

El pasado mes de mayo, el régimen argelino declaró terroristas al MAK, nacido en plena «Primavera Cabil» de 2001, y al movimiento islámico ultraconservador «Rachad»; aseguró que ambos reciben «apoyo y asistencia de partidos extranjeros, en particular de Marruecos y de la entidad sionista», en alusión a Israel.

Te puede interesar: Argelia acusa a Marruecos de arrastrar a Israel en un ataque contra su país

EFE

JBR

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

China y E. U. emplazan cooperación contra cambio climático

Siguiente noticia

Tribunal Supremo de EE.UU. deja en pie la polémica ley antiaborto de Texas