Más

Suscribirse

Redes Sociales

Pobladores Puebla danzan para tener una buena cosecha de granos

Pobladores del municipio de San Nicolás de los Ranchos, en el estado mexicano de Puebla, ubicado en el centro del país, salieron a las calles a danzar este martes para pedir a la naturaleza que la siembra y la cosecha de maíz y frijol se dé en las mejores condiciones.

Caracterizados de Xinacates, hombres con todo el cuerpo pintado de negro, color que logran con aceite quemado de auto y un poco de pintura, salen a bailar por las calles del pueblo.

La costumbre marca que de domingo a martes del mes de marzo salen a las calles a bailar para mantener viva la tradición, pero el 28 es el “día mayor” debido a la cercanía de la fecha de siembra que inicia el primero de abril con el objetivo de lograr que en noviembre se pueda recoger una buena cosecha.

Como parte del evento, unos usan máscaras de payasos, ciervos, cuervos o personajes de películas de terror, y le agregan al atuendo trinches, cadenas, látigos, sombreros elaborados en cartón o penachos.

“Esta es una tradición que identifica al pueblo y que a nosotros como habitantes nos divierte. Yo la he visto desde que era niña”, contó a EFE Mercedes Hernández, una mujer de unos 70 años que ayuda a los hombres a pintarse.

“Es un orgullo vivir año con año esta tradición y ver que los jóvenes no han dejado que se pierda, ya que se han involucrado en pedir que la fuente económica de sus padres y abuelos, la siembra, se mantenga vigente”, agregó.

Para participar no hay límite de edad o condición, niños, jóvenes, adultos, personas con discapacidad o adultos mayores salen orgullosos a mostrarle al mundo su tradición.

Prácticamente bailan a los pies del volcán Popocatépetl, activo desde hace algunos años, y le piden a la madre naturaleza una buena cosecha, ya que su municipio vive de la producción de frijol y maíz, principalmente.

También piden que llegue la alegría, la abundancia y la festividad a su pueblo.

A esta tradición se le conoce con distintos nombres, como la Feria de “Los Pintados”, “Los Tiznados” o “Los Judíos”, pero con el que la mayoría se identifica y que fue usado por los precursores de esta tradición fue el de los Xinacates.

Según los participantes, esta costumbre se realiza desde hace 200 años, pero antes se pintaban con manteca de cerdo y ceniza, debido a que no había otros productos. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *