Más

Suscribirse

Redes Sociales

Pivi Romero empata en su vuelta a los cuadriláteros; Pinocho Sánchez receta tremendo nocaut

Foto: César Cerón
Foto: César Cerón

Un sensacional marco de iluminación y sonido con tecnología de punta engalanaron sendas actuaciones de los mexicanos Juan Pablo “Pivi” Romero y Rosario “Pinocho” Sánchez, que sostuvieron duelos de talla internacional, en los que estuvieron presentes el drama, la emoción y la controversia.

La espectacular cartelera que presentó Latin KO Promotions, en asociación con Cancún Boxing y Boxing Time, fue transmitida a millones de hogares en vivo desde el Sede Stage Showcenter de Guadalajara, a través de la señal de Canal 5 en los viernes de Box Televisa.

¿Polémica decisión?

En el combate principal de la papeleta, el olímpico mexicano Pivi Romero fue perjudicado por un polémico fallo en un combate que dominó con veloces y certeras ejecuciones sobre el ruso Nikita Miroshnichenko, que conservó su invicto aún después de perder dos puntos por reiterados golpes de conejo.

Desde el inicio el mexiquense marcó la pauta ante los intentos del europeo por castigar con potencia; dejando patente ese estilo bien definido y ordenado que desarrolló en su paso por la Selección Mexicana, y que lo llevó a incursionar con éxito en los cuadriláteros de los Estados Unidos.

La reyerta se fue trabando ante la complacencia del tercero sobre la superficie; sin embargo, el volumen de golpes era superior sobre los esporádicos pero efectivos bombazos del ruso, que parecía desesperado por saberse abajo en las tarjetas.

La fanaticada de inmediato conectó con Juan Pablo, que respondió con entrega al apoyo, luciendo con ataques a dos manos y combinaciones de cinco o seis golpes. Tras diez capítulos intensos, los jueces decretaron un empate que fue protestado por el respetable.

Pelea de alarido…

En su primer duelo de talla internacional, el mochitense Rosario “Pinocho” Sánchez le puso drama a la noche, en un duelazo frente al colombiano Darwin “Escorpión” Galeano, en un pleito de volteretas que mantuvo expectantes a los aficionados, y que tuvo un desenlace explosivo.

Apenas sonó el campanazo inicial, Galeano enmudeció el recinto, con una combinación de tres obuses que enviaron al Pinocho a la lona; pero ello sólo le añadió heroísmo al desempeño del sinaloense, que en el mismo primer asaltó vengó la afrenta y derribó en dos oportunidades al sudamericano.

En el segundo giro, un nuevo golpanazo hizo caer a Galeano, que como el guerrero que es, se levantó a continuar con la refriega, ante el reconocimiento de propios y extraños a su valentía; intercambiando metralla en cantidades industriales.

Un duelo trepidante merecía un final emocionante, como sucedió en el noveno capítulo; cuando nuevamente una violenta combinación envío a la lona a Galeano, que se puso de pie para continuar con la batalla y recibir mayor castigo, que obligó a intervenir al réferi y detener la batalla al verlo caer muy lastimado ante la algarabía de los asistentes.

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *