Más

Suscribirse

Redes Sociales

Pionyang condena con dureza las palabras de Yoon en la ONU sobre acercamiento con Moscú

Corea del Norte acusó en un artículo al presidente surcoreano, Yoon Suk-yeol, de “calumniar con malicia las relaciones” entre Pionyang y Moscú en su discurso ante la Asamblea General de la ONU, en el que dijo que un acuerdo armamentístico entre ambos países supondría una “grave provocación”.

“Fue simplemente el colmo de la ironía que el títere, sin conocimientos políticos elementales ni sentido común en lo referente a las relaciones internacionales, se comportara de forma grosera, actuando voluntariamente como trompetista y altavoz servil de Estados Unidos”, afirma un artículo publicado hoy por la agencia estatal de noticias KCNA.

“Yoon consideró las tradicionales relaciones de amistad y cooperación entre la República Popular Democrática de Corea (nombre oficial del país) y Rusia como una ‘provocación directa a la seguridad y la paz’ en la región de los títeres surcoreanos y como un ‘grave desafío a la paz regional y global’, afirmando que ‘Seúl y sus aliados no se quedarían de brazos cruzados'”, añade.

El artículo pasa después a insistir sobre la supuesta falta de experiencia política del presidente surcoreano (que entró en política directamente desde su puesto de fiscal general), de empeorar el clima regional con el aumento de los despliegues militares junto con Washington, de cometer pifias en asuntos diplomáticos y “solo reconocer las relaciones entre Estados como una dicotomía entre amigo y enemigo”.

“La política exterior de la RPDC que aspira a establecer un nuevo orden mundial justo y equitativo para la causa de la independencia humana no estará ligada a nada, y sus relaciones amistosas y de cooperación con sus vecinos cercanos continuarán fortaleciéndose”, concluye la pieza.

El discurso de Yoon en la ONU respondía a la reciente cumbre que mantuvieron en el cosmódromo de Vostochni, en la región de Amur, el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente ruso, Vladimir Putin, que aseguró tras el encuentro que hay espacio para la cooperación militar y espacial entre los dos países.

Durante su visita de una semana, Kim inspeccionó el propio cosmódromo, una fábrica de aviones militares y civiles y a la flota del Pacífico rusa, ante las especulaciones publicadas días antes por medios estadounidense con respecto a que el líder norcoreano estaría dispuesto a apoyar la guerra de Moscú en Ucrania con “millones” de misiles antitanque y munición para artillería.

Según esas informaciones Pionyang recibiría a cambio, además de ayuda alimentaria, tecnología satelital o de submarinos de propulsión nuclear.

Desde entonces, Seúl, Tokio o Washington han advertido de que un acuerdo así supondría una violación de las sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU que pesan sobre Pionyang y que tendrá consecuencias para ambos países. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *