Más

Suscribirse

Redes Sociales

Pese a lo que digan… la alianza hace agua

La alianza Va por México, integrada por el PRI, PAN y el PRD –bajo el auspicio de un empresario–, luego de su derrota del pasado domingo, da patadas de ahogado.

Primero, el mismo 5 de junio, día de las elecciones, pese a los amplios márgenes por los que perdieron cuatro de seis entidades, amagaron con que impugnarían dichos comicios.

Luego, Alejando Alito Moreno aseguró que se aferra a su silla de dirigente nacional del PRI, y no se va, pese a que perdieron dos de cuatro estados gobernados por el tricolor: Hidalgo y Oaxaca.

Después, la agrupación Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), fundada por Claudio X. González, publicó una extensa investigación –con documentos– sobre la manera en que Alejandro Moreno trianguló dinero a través de la compra y venta de inmuebles en Campeche.

Las señales son claras: la alianza Va por México hace agua, y su mismo patrocinador le da un puntapié periodístico a su otrora aliado tricolor. Es evidente que hubo una fractura.

Alito reiteraba que las filtraciones y todo lo malo que se publicaba de él, era ordenado por el actual gobierno, que había consigna para atacarlo, con campañas negras y se dijo políticamente perseguido.

Sin embargo, ya vio que no es así, y que también sus “amigos” lo investigan al no tenerle confianza como aliado.

El mismo presidente Andrés Manuel López Obrador, en su conferencia mañanera de ayer jueves, afirmó que veía “con buenos ojos” una separación de la alianza opositora, tras la publicación del reportaje de la organización MCCI.

Pese a lo que digan… la alianza hace agua

Por ello, en un recurso por demás desesperado, los dirigentes nacionales del PRI, PAN y PRD anunciaron, en conferencia de prensa, un “paro constitucional” para frenar todas las iniciativas del presidente López Obrador y de Morena… entre otras cosas.

La lectura es que les dolió la paliza en las urnas, y que Alito tiene los días contados como líder del PRI. Corren las apuestas…

En su conferencia, Marko Cortés (PAN), Alejandro Moreno (PRI) y Jesús Zambrano (PRD), aseguraron que su alianza no se romperá y ya piensan en las elecciones del año entrante (por las gubernaturas de Coahuila y Estado de México, las únicas dos que le quedan al PRI) y las federales de 2024, donde se elegirá al Presidente de la República.

Su discurso era uno, optimista y triunfador, y su lenguaje corporal y rostros, reflejaban la cara de la derrota. Parecía que daban el pésame por el deceso de una persona, y no sus planes para las elecciones futuras.

De manera conjunta, afirmaron que no los dividirán como coalición, y que iniciarán los trabajos al interior sus partidos para definir sus candidaturas con miras a las gubernaturas de Coahuila y Estado de México y para la elección presidencial de 2024.

Los tres líderes partidistas, especialmente Alito, amagaron con crear en el Congreso de la Unión una comisión para indagar “la presencia del crimen organizado en los procesos electorales del 2021 y 2022”.

En este sentido, fuentes del PRI ven esto sumamente peligroso, pues de echarse a andar ese mecanismo, Alito sería el primero en salir perjudicado.

“Ahora resulta que Alejandro Moreno se da golpes de pecho, si todo lo que se le ha documentado es delincuencia organizada: Alito es una colección de delitos que no han sido castigados todavía, así que mejor no hable de más, pues tiene delitos patrimoniales, delitos fiscales, triangulación irregular de bienes, espionaje ilegal, robo del erario y un sinnúmero de fechorías”, anotan a Ángel Metropolitano fuentes informativas del PRI.

“Alito ya perdió toda autoridad moral y ética en el PRI, si es que alguna vez la tuvo. Todos aquí (en el tricolor) sabemos que Alejandro Moreno llegó por una imposición de Carlos Salinas y su grupo, que son quienes en realidad mueven al partido, pero no contaron que la arrogancia y deshonestidad de este campechano, le dio en la torre a lo que queda del PRI, por eso, su salida –que no renuncia– es inminente”, rematan las fuentes.

También te puede interesar:https://angelmetropolitano.com.mx/mujer-desaparece-luego-de-acudir-a-entrevista-de-trabajo-en-veracruz/

David Casco Sosa estudió la licenciatura en Ciencias de la Comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, en la generación 1988-1991.

En la misma escuela fungió como profesor en las materias de Sociedad y Comunicación y Propaganda y Opinión Pública.

Reportero desde 1990, ha pasado por las redacciones de revistas y periódicos como Quehacer Político, México HOY, Tabasco HOY, Campeche HOY, Milenio, Novedades, El Gráfico, Impacto, IQ Magazine, Diario BASTA, etcétera, donde se ha desempeñado como reportero, jefe de redacción, editor, subdirector y director. Actualmente es director editorial del semanario digital Ángel Metropolitano, desde su fundación.

En 2008, ganó el Premio Nacional de Periodismo, en el género de Entrevista, y en 2019 en el género de Nota más oportuna, ambos entregados por el Club de Periodistas de México.

Ha sido consultor de proyectos editoriales para la formación de varios diarios en provincia, pero siempre ha regresado a la Ciudad de México, donde incursionó también en la edición y cuidado editorial de libros sobre el tema de la delincuencia organizada.

También ha impartido conferencias sobre el tema de periodismo en diversas universidades, y colabora como dictaminador literario para dos editoriales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *