Más

Suscribirse

Redes Sociales

Perú suma en 2023 casi 4 denuncias diarias por “hostigamiento sexual laboral”

El Gobierno peruano contabilizó 230 denuncias por “hostigamiento sexual” en el ámbito laboral en 2023, lo que supone una media de casi 4 acusaciones diarias, de acuerdo con los datos publicados este lunes por la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil).

El órgano, dependiente del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE), subrayó en el Día de la Lucha contra el Hostigamiento Sexual en Ámbito Laboral que desde 2020, año marcado por el teletrabajo a causa de la pandemia, hasta 2023 realizaron un total de 5.059 inspecciones en materia de hostigamiento sexual laboral.

Estas investigaciones aumentaron a 1.056 durante 2022, 268 más que el año anterior, según los datos publicados este domingo por el MTPE.

El 91,29 % de las denuncias presentadas fueron hechas por mujeres trabajadoras del sector privado peruano.

“En el 2019, cuando se creó el registro, se contabilizaron 63 casos. Ahora, se observa un incremento que también se debe a una mayor difusión y sensibilización sobre el tema”, señaló en un comunicado el ministro de Trabajo, Alfonso Adriazén.

Además, dijo que de esta forma se avanzó en la identificación de casos y “en un mejor reconocimiento de derechos como el de la dignidad, el bienestar y la seguridad, en el espacio de trabajo”.

Con 2.827 investigaciones en el periodo 2020-2023, la región Lima Metropolitana fue la que más casos de hostigamiento sexual investigó, seguida de los norteños departamentos de La Libertad (318) y Lambayeque (264), además de la sureña Arequipa (237), donde se encuentra la segunda ciudad más importante de Perú.

Aun así, la región con más trabajadores asistidos fue la céntrica Áncash (54), seguida de Cuzco (14), Lambayeque (7) y Lima Provincia (2).

La Sunafil realizó 709 actividades de orientación para prevenir y reducir el incremento de casos.

“El hostigamiento sexual es una forma de violencia que se configura a través de una conducta de naturaleza o connotación sexual o sexista no deseada por la persona contra la que se dirige, que puede crear un ambiente intimidatorio, hostil o humillante”, apuntó la Sunafil, que en el mismo comunicado recordó que se produce en el ámbito laboral o educativo. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *