Más

Suscribirse

Redes Sociales

Perú no se unirá con proyectos comunicacionales, sino con un nuevo tipo de liderazgo político

Entrevista al ganador del premio Alfaguara 2023, el peruano Gustavo Rodríguez

Por David Jesús Flores Heredia

Es un gran orgullo como latinoamericano y, en especial, como peruano, que un compatriota nos brinde una alegría dentro de las letras mundiales y nuestro país continúe figurando en el podio internacional. Su novela “Cien cuyes” (cuyos en México) se impuso entre los 706 manuscritos enviados desde España, Argentina, México, Colombia, Estados Unidos, Chile, Perú y Uruguay. El jurado fue presidido por la escritora argentina Claudia Piñeiro y compuesto por el periodista y escritor español Javier Rodríguez Marcos; la editora y traductora argentina Carolina Orloff; el librero de Letras Corsarias, en Salamanca, Rafael Arias García; el escritor español Juan Tallón, y la directora editorial de Alfaguara, Pilar Reyes (con voz, pero sin voto), quienes le dieron el galardón principal en el XXVI Premio Alfaguara. 

El trabajo de Gustavo Rodríguez (1968) en la literatura es de larga data, cuenta con las novelas: “La furia de Aquiles” (2001), “La risa de tu madre” (2003, finalista del Premio Herralde), “La semana tiene siete mujeres” (2010, finalista del Planeta-Casamérica), “Cocinero en su tinta” (2012), “República de La Papaya” (2016), “Te escribí mañana” (2016), “Madrugada” (2018) y “Treinta kilómetros a la medianoche” (Alfaguara 2022), y el volumen de relatos “Trece mentiras cortas” (2006). Asimismo, ha escrito “Traducciones peruanas” (2008) donde se reúnen diez años de artículos suyos publicados en El Comercio de Lima.

Sin embargo, no solo se dedica a la literatura. Cuenta con 36 años de experiencia en la comunicación creativa y en los veinte primeros ganó más de 100 premios a la creatividad publicitaria en Perú y en el mundo. Varias de sus campañas han movilizado al país y dos de sus empresas han sido líderes de creatividad en el Perú (Quórum en los 90, Toronja en los 2000). También ha sido asesor de comunicación en campañas presidenciales. Además, es cofundador de Recreo, organización que promueve la lectura en escuelas, y fundador de Jugo de Caigua, una cooperativa de escritores y divulgadores.

La novela “Cien cuyes”, que tiene por protagonista a la humilde señora Frasia quien, acuciada por sus necesidades económicas –debe sacar adelante a su hijo Nico– se ha ido convirtiendo en compañía imprescindible para algunos ancianos a los que cuida, algo que le permitirá conocer una serie de historias reflexivas acerca de la proximidad de la muerte en un barrio residencial, estará en librerías a partir del 23 de marzo.

Te podría interesar: Biden llama a los padres del afroamericano que murió apaleado por 5 policías

–Hola Gustavo, ¿por qué Cien cuyes?

–Para que la gente se lo pregunte.

–¿Cuál es tu relación actual con la muerte?

–De cordial expectativa.

–¿Cuáles son tus escritores favoritos?

–Los que entretienen mientras nos dejan pensando y los que dejan las tripas en la tinta.

–¿Usaste algunos elementos del humor tragicómico de Bryce Echenique respecto a la comparación de clases sociales para la confección de “Cien cuyes” o alguna referencia de la novela “Y de repente un ángel” de Jaime Bayly?

–El humor de Bryce es más tierno que el mío, es mi impresión, aunque sí nos parecemos en cómo ponemos en juego la interacción de clases sociales antagónicas. Esa novela de Bayly no la he leído.

–Respecto a tu trabajo comunicacional, ¿cuáles fueron las campañas que movieron al Perú y qué te inspiró?

–Hay algunas que “movieron” a mi país desde la ocurrencia, como “Ojo-Yungay”, “Kanú”, “San Antonio-Santos” o “Bembos-Beso”; otras que lo hicieron desde el sentido de la identidad, como “Racimo de uvas-Pisco”; y otras desde la política, como la de Toledo contra Fujimori. ¿Qué me inspiró? Son muy distintas unas de otras. En lo común, las ganas de dejar una impronta, imagino.

–¿Qué proyecto comunicacional generarías para unir a nuestro país?, especialmente, en un momento de grandes complicaciones y de una seguidilla de presidentes y congresos fallidos.

–Nuestro país (Perú) no se unirá con proyectos comunicacionales, sino con un nuevo tipo de liderazgo político, que a la vez provendrá de una educación basada en el respeto al otro.

–Cuéntanos un poco de tus proyectos Recreo y Jugo de caigua.

–Recreo: fue una oportunidad para generar acceso placentero al libro en las escuelas.

Jugo de Caigua: es una oportunidad para debatir la actualidad con fundamentos y cordialidad.

–¿Cómo ves el panorama actual de la literatura latinoamericana?

–Tan vasto y diverso que no me siento preparado para ser exacto.

–¿Cuáles son tus proyectos?

–Revisar un par de novelas inéditas mientras se me forma en la mente una nueva.

–¿Qué consejo le darías a los adolescentes y jóvenes que desean convertirse en escritores?

–Que lean, lean y lean. Que escriban y escriban. Que cultiven la paciencia y la humildad que requiere esta artesanía.

–Nuevamente, felicidades y muchas gracias.

–Al contrario, muchísimas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *