Más

Suscribirse

Redes Sociales

Paramilitares de Sudán acusan al Ejército de violar la tregua y atacar una sede de la ONU

El poderoso grupo paramilitar Fuerzas de Apoyo Rápido (FAR) acusó hoy al Ejército de Sudán de violar la tregua en vigor y de atacar “una de las sedes de Naciones Unidas” en la capital, Jartum, además de sus posiciones, barrios residenciales e instalaciones públicas.

En un comunicado, las FAR denunciaron las “continuas violaciones” pese a la tregua humanitaria, que el lunes fue extendida por un periodo de cinco días tras la mediación de Arabia Saudí y Estados Unidos entre representantes de ambos bandos enfrentados desde el pasado 15 de abril.

En concreto, las FAR indicaron que el Ejército atacó “con artillería pesada y vehículos blindados” una guarnición de los paramilitares en Sak al Omleh, en Jartum.

Asimismo, indicaron que las FAR “pudieron repeler el ataque” e hicieron uso del “derecho a la legítima defensa” para tomar uno de los campamentos de las Fuerzas Armadas y hacerse con todos sus suministros.

Sin embargo, los paramilitares denunciaron que el Ejército también bombardeó “varias zonas residenciales” de las ciudades de Bahri y Um Durman, “además de atacar instalaciones públicas, incluida una de las sedes de las Naciones Unidas en Jartum”.

Hasta el momento, Naciones Unidas no ha confirmado que sus instalaciones en la capital hayan sido atacadas, mientras que el Ejército tampoco se ha pronunciado acerca de las acusaciones de las FAR.

Desde el estallido del conflicto el pasado 15 de abril, varias sedes de la ONU y de sus agencias han sido saqueadas y vandalizadas, mientras que también algunos de sus trabajadores han sido asesinados.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el conflicto ha dejado al menos 850 muertos y más de 5.500 heridos, mientras que gran parte de los hospitales de la capital han quedado fuera de servicio.

Los enfrentamientos también han provocado el desplazamiento interno y externo de más de 1,3 millones de personas, de acuerdo con la ONU. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *