Más

Suscribirse

Redes Sociales

¿Para qué sirve la Física Cuántica?

Esta disciplina que estudia el mundo microscópico ha hecho posible la existencia de los cimientos de la electrónica y demás disciplinas con que se crearon las computadoras, los rayos láser, los celulares y demás.

La Física Cuántica es la rama de la Física que estudia el mundo a nivel molecular, atómico y aún otros universos más pequeños, cuya importancia en la historia de la humanidad es gravitante porque, gracias a su desarrollo, especialmente a nivel electrónico, se pudo crear las computadoras, los rayos láser, los celulares y demás adelantos tecnológicos.

La historia de su nacimiento se remonta al siglo V antes de Cristo, cuando el filósofo griego Demócrito de Adbera aseguró que toda la materia podría estar formada por cosas muy pequeñas, indivisibles, invisibles, homogéneas e indestructibles, a las que les dio el nombre de átomos, nombre que en griego significa sin división: a-tomo.

Tras la creación del “atomismo”, corriente que nació con Abdera, pasaron dos mil años hasta que el químico inglés Jhon Dalton en 1803 crease el “Modelo Atómico de la Materia”, actualmente conocido con el nombre de su creador, que postuló la homogeneidad de los átomos que componen un mismo elemento y la diferencia de peso y tamaño, según el material.

Sin embargo, como en todo progreso, los problemas del modelo de Dalton fueron corregidos en 1811 por el físico y químico italiano Amadeo Avogadro, quien logró descubrir que la masa de un gas no afecta al volumen que ocupa, y que hizo la distinción entre átomos y moléculas.

EL MUNDO SIGUIÓ GIRANDO, PERO CON FÍSICA

Veinte años más tarde, en 1831, Michael Faraday descubrió el Electromagnetismo, algo que iluminó la creación del científico inglés J.J.  Thomson, en 1897, quien halló que los electrodos se desviaban en un campo magnético, lo que hoy conocemos como el “Modelo Atómico de Thomson”.

De este avance, se logró conocer la existencia de que el electrón no era la partícula microscópica indivisible que se creía, sino que habría otro ser más pequeño que nació al dividirla y sorprendió al mundo científico que la conoció como la primera partícula subatómica, mucho más pequeña que el átomo.

En 1909, uno de los estudiantes de Thomson, llamado Ernest Rutherford, halló el núcleo del átomo e hizo más experimentos para intentar comprender la distribución de sus cargas y descubrió el protón y el neutrón dentro del átomo.

Sin embargo, la revolución mundial había llegado nueve años antes, de la mano del científico Max Planck, quien analizó la energía de la onda electromagnética que se relaciona con la frecuencia, a través de una constante universal, que fue bautizada como “La Constante de Planck”, que, además, dio paso al estudio de los fotones y, con ello, llegaría a descubrir los quantuns que serían el origen del concepto denominado Física Cuántica.

EVOLUCIÓN ACTUAL

A raíz del trabajo de Planck, los hallazgos fueron una constante, incluso el científico más importante del siglo XX, Albert Einstein, se basó en si teoría para afirmar que la luz también estaba formada por los fotones; esta admiración mutua no quedo en lo académico, porque el aliento de Planck al promocionar la “Teoría de la Relatividad” fue de gran ayuda para la ciencia y para la carrera de Einstein.

La Física Cuántica está en la base misma de la materia y la energía, y son los físicos quienes inventaron el rayo láser, ayudaron a crear la primera computadora, a construir Internet, escribieron la World Wide Web, así como también ayudaron a inventar la televisión, la radio, el radar, las microondas; y las disciplinas abarcan también las bombas y la Inteligencia Artificial.

Actualmente, la computación cuántica representa uno de los grandes adelantos científicos de nuestro tiempo y se basa en una propuesta de modelo computacional que trata de relacionar elementos de la informática teórica y de la física cuántica para obtener modelos de computación revolucionarios que exploten las propiedades y efectos cuánticos inherentes a las partículas subatómicas.

Más acciones actuales nos demuestran la vigencia de esta ciencia, por ejemplo, en 2022, se otorgó el premio Nobel de Física a un trabajo experimental que demuestra que el mundo cuántico debe romper algunas de nuestras ideas fundamentales sobre cómo funciona el universo, cuya propuesta postula el cómo el futuro puede influir en el pasado.

Asimismo, la empresa IBM ha anunciado la construcción de su primer Centro de Datos de Computación Cuántica que espera abrir sus puertas en 2024 y que estará ubicado en las instalaciones de la empresa en Ehningen, Alemania; este espacio servirá para que los usuarios puedan suministrar servicios para la investigación en computación cuántica y su actividad exploratoria, con todos los datos de trabajo procesados dentro de las fronteras de la Unión Europea.

(CON INFORMACIÓN DEL CANAL DE YOUTUBE
LA CONSTANTE DE PI Y DE LA AGENCIA EFE)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *