Más

Suscribirse

Redes Sociales

Panamá y EEUU hacen ejercicios humanitarios en Darién y otras áreas indígenas

Las fuerzas de seguridad de Panamá y la Fuerza de Tarea Bravo del Comando Sur de los Estados Unidos desarrollan desde este sábado un “ejercicio humanitario” en áreas indígenas panameñas, incluidas las situadas en la provincia de Darién, la frontera natural con Colombia que atraviesan miles de migrantes que viajan de manera irregular a Norteamérica.

Se trata del Ejercicio Humanitario Mercurio IV, en su Fase III, que se realizará hasta el 5 de mayo y que llevará medicamentos y asistencia sanitaria a zonas de difícil acceso en la comarca Ngäbe Buglé, situada al norte panameño.

Y del Ejercicio Humanitario Mercurio V, que se desarrollará del 2 al 12 de mayo próximo en la provincia del Darién, frontera sur, consistirá en el traslado de materiales de construcción para realizar mejoras a las infraestructuras de educación y seguridad, y de insumos médicos para atender la salud de los pobladores de esta provincia limítrofe con Colombia.

Así lo indicó este sábado el Gobierno de Panamá a través de un comunicado, que precisó que en el operativo en la comarca Ngäbe Buglé se utilizarán dos helicópteros de la Fuerza de Tarea Bravo (un Chinook y un Blackhawk), y otro tipo AW139 del panameño Servicio Nacional Aeronaval (Senan), para el traslado de personal y de carga.

“Según la información suministrada por el comisionado Eliecer Cárdenas del Senan, se trasladará un aproximado de 60.000 libras (27.215 kilos) de carga en medicamentos y personal médico para atender las necesidades de salud en las comunidades indígenas. Se trata de un trabajo interinstitucional del Gobierno Nacional con la colaboración del Comando Sur de Estados Unidos”, dijo el comunicado.

La operación humanitaria en la provincia de Darién contará “con el apoyo de siete helicópteros de la Fuerza de Tarea Bravo del Comando Sur de los Estados Unidos” con el objetivo de realizar “el traslado de materiales de construcción para realizar mejoras a las infraestructuras de educación y seguridad, y de insumos médicos para atender la salud de los pobladores” de esta región, añadió la información oficial.

Más de 100.000 migrantes irregulares procedentes de países de todo el mundo han atravesado desde el sur del continente la selva del Darién en su viaje hacia Estados Unidos, en una crisis migratoria sin precedentes en la región.

Panamá toma los datos biométricos de estos viajeros y les ofrece asistencia sanitaria y alimentación en unas estaciones situadas tanto en Darién como en la provincia de Chiriquí, fronteriza con Costa Rica, en las que también hay presencia de más de una docena de organismos internacionales, de acuerdo con la información oficial.

Panamá y Estados Unidos realizan periódicamente este tipo de ejercicio humanitario. El más reciente, el Mercurio IV en su fase II, se desarrolló en enero pasado en la comarca Ngäbe-Buglé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *