Más

Suscribirse

Redes Sociales

Panamá colabora en investigaciones sobre causas de incendio en buque de bandera panameña

Las autoridades marítimas de Panamá informaron este jueves que colaboran en las investigaciones para esclarecer las causas del incendio ocurrido en el carguero de vehículos de bandera panameña Fremantle Highway, cerca de la costa de Países Bajos.

Como paso inmediato, la Autoridad Marítima de Panamá (AMP) indicó que en los próximos días llegará al lugar un investigador del equipo técnico del Departamento de Investigación de Accidentes Marítimos de la entidad para “recopilar la información necesaria y determinar las posibles causas de este hecho”, según un comunicado oficial.

La AMP señaló que de esta forma cumple con el Código para la Investigación de Siniestros y Sucesos Marítimos, que establece la participación en conjunto de los Estados con Interés en la investigación de cualquier accidente marítimo.

Con la aplicación de esta norma se busca esclarecer cuáles fueron las causas del siniestro y así poder emitir recomendaciones para tratar de evitar que se produzcan accidentes de la misma naturaleza en el futuro.

Una vez recibida la información sobre el siniestro marítimo del buque Fremantle Highway, la AMP se ha mantenido en contacto con las autoridades holandesas.

“El Registro (abierto de naves) panameño expresó su preocupación desde el primer momento y se está buscando la mejor manera de dar una solución a esta situación, teniendo en cuenta la protección del medio ambiente marino”, señaló la entidad marítima panameña.

Detalló que el buque carguero, que se dirigía de Alemania a Egipto, transportaba cerca de 3.000 automóviles y estaba en ese momento a la deriva, a 20 millas al norte de la isla neerlandesa de Ameland.

El incendio se declaró durante la madrugada del miércoles en la parte delantera del carguero, que navegaba bajo bandera panameña a casi 30 kilómetros de la costa de Países Bajos.

Contaba con 23 tripulantes a bordo, ninguno de nacionalidad panameña: una persona murió a bordo del bote salvavidas de salvamento marítimo, y los otros 22 miembros de la tripulación fueron trasladados a tierra con problemas respiratorios, quemaduras y fracturas de hueso.

En La Haya se informó que la situación en el buque continúa igual, “hay aún fuego y humo” saliendo del carguero, y “el remolcador tiene una conexión de emergencia con el barco para mantenerlo en posición”, señaló hoy Edwin Granneman, de la Guardia Costera neerlandesa, a la radio pública NOS 1.

El barco sigue a flote, pero, al no haberse extinguido aún el fuego, la temperatura es muy alta a bordo. Más tarde este jueves, un avión de la Guardia Costera tratará de verificar si la temperatura ha bajado y analizar el estado del barco para determinar qué se puede hacer, en un intento de que los bomberos puedan ayudar a extinguir el fuego.

Según Granneman, el equipo de crisis de la Guardia Costera y las empresas que podrían ayudar a recuperar el carguero se reúnen hoy para discutir los diferentes escenarios, aunque subrayó que pueden pasar varios días antes de que se extinga el fuego.

El gran temor de las autoridades locales es que el buque zozobre y se hunda, puesto que esto podría suponer que parte de la carga del buque, unos 3.000 vehículos, se dirija hacia las Islas del Mar de Frisia, una zona intermareal en la costa de Países Bajos que es patrimonio de la humanidad por su flora y fauna. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *