Más

Suscribirse

Redes Sociales

Palermo, de luto por la muerte del misionero filántropo Biagio Conte

La ciudad siciliana de Palermo (sur de Italia) declaró una jornada de luto ciudadano por la muerte este jueves del misionero Biagio Conte, un personaje de enorme popularidad en la isla por sus obras benéficas y recordado por haber fundado la misión “Esperanza y Caridad” de ayuda a los más desfavorecidos.

La capital siciliana mantendrá las banderas a media asta en todos los edificios públicos hasta el próximo martes, día en el que se celebrará el funeral y para el que se han adoptado medidas especiales como el refuerzo del sistema de autobuses ante la previsible gran afluencia de personas a los actos, indicaron los medios locales.

“La desaparición de Biagio Conte deja en Palermo un vacío que no se puede llenar. Incluso en las últimas horas más dramáticas, toda la ciudad se unió en torno al hermano Biagio, dando testimonio del valor de la herencia humana que nos deja hoy y que no debemos dispersar”, indicó el alcalde.

Incluso desde el presidente de la República, el palermitano Sergio Mattarella, expresó su “profundo dolor” por la muerte de un “punto de referencia para quienes creen en los valores de solidaridad y en la dignidad de las personas”.

También el ministro de Protección Civil y expresidente de la región de Sicilia, Nello Musumeci, mostró en nombre del Gobierno italiano sus “más sinceras condolencias” por la “prematura muerte del misionero”.

Conte, fallecido a los 59 años tras una larga enfermedad, creció en el seno de una familia adinerada dedicada a la construcción, negocio al que se dedicó durante sus primeros año de trabajo hasta que atravesó una profunda crisis espiritual que lo llevó a vivir en las montañas sicilianas como ermitaño.

Tras su retiro espiritual, Biagio volvió a Palermo en 1991 donde, imapactado por la pobreza severa que sufría buena parte de su población, decidió vestirse de monje y fundar la misión Esperanza y Caridad, una iniciativa a la que se sumaron cada vez más colaboradores, voluntarios y filántropos.

En el marco de sus obras benéficas, Biagio apoyó también la construcción de una “ciudadela de los pobres y de la esperanza”, así como una casa de acogida a mujeres, que hoy dan cobijo a personas sin recursos y madres con dificultades.

Las distintas sedes de la misión Esperanza y Caridad de Palermo tienen actualmente capacidad para alojar a más de mil personas, sirven tres comidas calientes al día, ofrecen asistencia médica y entregan ropa a los más necesitados, entre otro servicios de ayuda. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *