Países Bajos planea repatriar a cinco sospechosos de terrorismo desde Siria

72 vistas
3 min lectura
Fotografía: EFE

El Gobierno neerlandés planea repatriar desde Siria a cinco sospechosos de delitos de terrorismo para evitar que escapen de los campos de detención donde se encuentran y poder llevarlos ante la Justicia en Países Bajos porque sus delitos son “graves y no pueden quedar impunes”.

En una carta enviada al Parlamento neerlandés, el ministro en funciones de Justicia, Ferdinand Grapperhaus, anunció que hablará con otros socios internacionales para tratar de buscar vías que permitan recoger a estas personas de los campos de detención kurdos, en el noreste de Siria, adonde fueron para sumarse al grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Si no son repatriadas lo antes posible, estas personas “en principio ya no podrán ser procesadas por los delitos que se le imputan”, crímenes que son lo suficientemente “graves” y “no deben quedar impunes».

Aunque el ministro no ha especificado la identidad de los afectados esta decisión llega después de una orden de un tribunal de Róterdam, que dio un plazo de entre tres y seis meses al gobierno para repatriar a cinco mujeres neerlandesas que se encuentra en Siria, y que han estado pidiendo desde 2018 que se les permita volver a Países Bajos.

De lo contrario, advirtió la Corte, los procesos judiciales en marcha contra ellas por delitos de terrorismo se suspenderán, sin posibilidad de reabrirlos en el futuro.

El Gobierno ha mantenido una política de no repatriación activa de quienes hayan viajado a Siria para sumarse al grupo terrorista.

Los que quieran ser repatriados a Países Bajos deben acudir a su embajada más cercana (Irak o Turquía) e indicar su deseo de ser extraditados, pero no habrá repatriación activa porque es peligroso enviar a sus funcionarios a una zona en guerra para recoger a mujeres que viajaron allí voluntariamente.

Pero el pasado junio se hizo una excepción. Una delegación holandesa recogió a Ilham B., una neerlandesa de Gouda que se sumó al EI en 2016. Con ella, fueron repatriados a Países Bajos tres niños, dos hijos suyos y un tercero de padres desconocidos.

El proceso penal a Ilham B, de 29 años, estaba a punto de cerrarse: no podía ser juzgada en rebeldía, al haber mostrado su voluntad de estar en el juicio, pero su repatriación levantó muchas críticas, incluso entre los liberales del primer ministro Mark Rutte.

Según el último informe del servicio de inteligencia AIVD, hay 120 neerlandeses en Siria e Irak, sobre los que pesan órdenes internacionales de arresto, y unos 210 niños que tienen al menos un padre de Países Bajos.

Además, se cree que al menos quince han escapado de los campos.

EFE

JBR

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Contagios en la República Checa se disparan un 57 % en 24 horas

Siguiente noticia

Embajador de EEUU reconoce «camino doloroso» de caravana migrante