Más

Suscribirse

Redes Sociales

Opositora venezolana rechaza acciones del Gobierno nicaragüense contra la Iglesia católica

La antichavista María Corina Machado, líder del partido Vente Venezuela, rechazó las acciones del Gobierno de Daniel Ortega contra la Iglesia católica nicaragüense, entre ellas el congelamiento de las cuentas bancarias de, al menos, tres de sus nueve diócesis, según denunciaron fuentes eclesiásticas del país centroamericano.

“Ortega cruza otra línea roja contra la Iglesia católica de Nicaragua, a la que quiere erradicar del país. La Iglesia y sus fieles son temidos y atacados por muchos regímenes tiránicos porque sus valores inspiran la lucha por la dignidad humana y la libertad frente a la opresión”, escribió la exdiputada en Twitter.

Machado, candidata a las primarias antichavistas del próximo 22 de octubre, hizo un llamamiento a “defender a la valiente Iglesia católica nicaragüense”, a la que considera “un gran ejemplo para todas las Iglesias del planeta”.

Según dijeron a EFE fuentes religiosas de Nicaragua, las diócesis con sus cuentas bancarias restringidas son las de Managua, que preside el cardenal Leopoldo Brenes, y las de Matagalpa y Estelí, a cargo del obispo encarcelado Rolando Álvarez, quien en febrero pasado fue condenado a más de 26 años de prisión por delitos considerados “traición a la patria”.

La Policía de Nicaragua acusó el sábado a la Iglesia católica de “lavar dinero”, y ordenó al cardenal Brenes presentar documentos que muestren los movimientos de las cuentas bancarias de las diócesis que han intervenido.

Según la Policía, en el marco de esas investigaciones hallaron “centenares de miles de dólares escondidos en bolsas ubicadas en instalaciones pertenecientes a (las) diócesis” de Nicaragua.

Las relaciones del Gobierno de Ortega y la Iglesia católica viven ahora momentos de gran tensión, marcadas por la expulsión y encarcelamiento de sacerdotes, la prohibición de actividades religiosas y la suspensión de sus relaciones diplomáticas.

Nicaragua atraviesa una crisis política y social desde abril de 2018, que se ha acentuado tras las controvertidas elecciones generales del 7 de noviembre de 2021, en las que Ortega fue reelegido para un quinto mandato, cuarto consecutivo y segundo junto con su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta, con sus principales contendientes en prisión o en el exilio. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *