Más

Suscribirse

Redes Sociales

Opositor agradece a senadores de EEUU el proponer extender la ley de sanciones a Nicaragua

El dirigente opositor nicaragüense desnacionalizado Félix Maradiaga agradeció a los senadores de Estados Unidos por proponer extender hasta 2028 los efectos de la ley de sanciones a Nicaragua, conocida como Ley Nica Act, que está previsto que venza a finales de este año.

“Expresamos nuestro sincero agradecimiento a los senadores estadounidenses Marco Rubio (R-FL) y Tim Kaine (D-VA) por su propuesta bipartidista de ampliar las sanciones contra la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo en Nicaragua hasta el 31 de diciembre de 2028”, señaló el dirigente opositor en una declaración escrita.

Maradiaga, que fue excarcelado y expulsado hacia Estados Unidos por las autoridades nicaragüenses el pasado 9 de febrero junto a otras 221 personas, dijo que en la Fundación Libertad, a la que pertenece, y en la Unión Nicaragüense Autoconvocada, “al igual que en otras expresiones de oposición, apreciamos el compromiso y los importantes esfuerzos de ambos senadores para abordar nuestras serias preocupaciones”.

Como serias preocupaciones mencionó “la opresión de la Iglesia católica en Nicaragua y los presos políticos, entre ellos monseñor Rolando Álvarez”, que fue condenado a más de 26 años de prisión por delitos considerados “traición a la patria”.

“Esta iniciativa de legislación es un paso significativo para que los operadores del régimen rindan cuentas por las violaciones de los derechos humanos cometidas y la persecución de la Iglesia católica”, indicó Maradiaga, que aspiró a ser candidato presidencial por la oposición en las elecciones de 2021, antes de ser encarcelado.

A su juicio, esa iniciativa “también ordena al Departamento de Estado imponer sanciones sectoriales e insta a trabajar con aliados y socios para detener las inversiones en Nicaragua a través del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE)”.

El senador republicano Marco Rubio y el demócrata Tim Kaine propusieron extender hasta 2028 los efectos de la ley de sanciones a Nicaragua, conocida como Ley Nica Act, que está previsto que venza a finales de este año.

A finales de 2018, el Congreso de Estados Unidos aprobó la Ley Nica Act para ordenar a funcionarios estadounidenses de las instituciones multilaterales de crédito usar su influencia para detener la financiación de Nicaragua por la represión de protestas antigubernamentales.

Nicaragua atraviesa una crisis política y social desde abril de 2018, que se ha acentuado tras las controvertidas elecciones generales del 7 de noviembre de 2021, en las que el presidente Daniel Ortega fue reelegido para un quinto mandato, cuarto consecutivo y segundo junto con su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta, con sus principales contendientes en prisión o en el exilio. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *