Más

Suscribirse

Redes Sociales

Operadora australiana no tenía plan frente al apagón que incomunicó a millones de usuarios

Pixabay:  Bruno
Pixabay: Bruno

Optus, la segunda empresa de telecomunicaciones más grande de Australia, reveló este viernes que carecía de un plan de crisis para afrontar un apagón de gran magnitud como el que dejó incomunicados, sin celulares ni internet, a más de diez millones de australianos el pasado 8 de noviembre.

“No teníamos un plan para este tipo de interrupción”, admitió hoy el gerente de la red de Optus, Lambo Kanagaratnam, quien compareció ante un comité del Senado australiano, junto a la directora ejecutiva de la empresa, Kelly Bayer Rosmarin.

El apagón de los servicios de telefonía celular e internet- que duró hasta más de doce horas e impidió que se realizaran 228 llamadas de emergencia, fue “inesperado”, explicó Kanagaratnam, al agregar que su equipo técnico demoró unas seis horas para descartar un ciberataque.

El apagón de Optus- propiedad de la empresa de telecomunicaciones Singapur (Singtel)- se produjo a raíz de un cambio en la información de enrutamiento tras una actualización del programa informático de una de las centrales de internet de la compañía.

Esta actualización causó que los enrutadores- de marca Cisco- se desconectaran de la red central para protegerse de una sobrecarga de información, por lo que estos aparatos tuvieron que ser en algunos casos reiniciados o reconectados manualmente.

“El desencadenante fue el apagón de Singtel, pero la causa de fondo fue Cisco”, acotó la directora ejecutiva de Optus, empresa que sufrió el robo de datos de unos dos millones de clientes a principios de año a consecuencia de un ciberataque.

El apagón afectó a más del 38,4 % de la población de Australia, así como a unos 400.000 negocios y oficinas gubernamentales, hospitales y servicios de transporte, que no podían realizar o recibir llamadas, ni enviar mensajes de texto o acceder a internet, así como tampoco pudieron realizar transacciones bancarias o de pagos.

Unos 8.500 clientes y pequeños negocios han solicitado indemnizaciones a Optus por un valor total de 430.000 dólares australianos (277.823 dólares estadounidenses o 255.936 euros), aunque la empresa solo ha pagado 36.000 dólares australianos (23.267 dólares estadounidenses o 21.431 euros) explicó Bayer Rosmarin.

A raíz de este apagón, Optus también afronta investigaciones por parte del Ejecutivo de Camberra y la Autoridad Australiana de Comunicaciones y Medios, el organismo gubernamental que regula el sector de las telecomunicaciones.EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *