Más

Suscribirse

Redes Sociales

ONG brasileñas celebran “reglamento histórico” de la UE contra deforestación

Organizaciones ecologistas de Brasil celebraron este martes el acuerdo sobre deforestación importada alcanzado esta semana por el Parlamento, la Comisión y el Consejo Europeos y, pese a considerar que aún tiene fallas, lo calificaron como “histórico”.

Se trata de la primera ley del planeta que garantizará que siete productos (aceite de palma, ganado, soja, café, cacao, madera y caucho) y sus derivados, como carne de res, muebles o chocolate, no sean importados ni comercializados en Europa si están vinculados con acciones de deforestación sea esta legal o ilegal.

Así las cosas, si se quiere comercializar alguno de estos productos en los países de la UE, las empresas tendrán que demostrar que los mismos han salido de tierras que no han sufrido deforestación desde el 31 de diciembre de 2020.

“La legislación europea está lejos de ser perfecta, pero envía una señal muy importante para el mundo: la deforestación no debe tolerarse más”, señala Marcio Astrini, secretario ejecutivo de la red Observatorio del Clima, en un comunicado.

Para la red, que agrupa a más de 70 organizaciones ambientalistas en Brasil, la noticia es especialmente favorable para la Amazonía brasileña, pero deja en riesgo al 74 % del Cerrado, ecosistema del país en que predomina la vegetación de sabana tropical.

“Esto es especialmente grave porque el Cerrado es el bioma donde se produce la mayoría de los productos básicos exportados a la UE”, señala la red.

De acuerdo con el Observatorio del Clima, restringir la comercialización de productos provenientes de la deforestación en la Amazonía, el Bosque Atlántico y el Chaco, que son los biomas más boscosos de Sudamérica, puede generar un aumento de la devastación en el Cerrado.

El tema, sin embargo, no quedó del todo excluido y será revisado un año después de que entre en vigor el acuerdo, junto con otros temas relacionados, como la responsabilidad de los bancos e instituciones que financian la deforestación, que entre 2016 y 2020, según la red, ganaron más de 400 millones de euros en negocios que favorecen la devastación.

“Solo entre 2016 y 2020, los bancos europeos ganaron 401 millones de euros en negocios con empresas que talan bosques tropicales”, señala la red. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *