Más

Suscribirse

Redes Sociales

Ojos abiertos a reactivar e integrar tu amor propio

WhatsApp Image 2023-09-13 at 12.00.52 PM

La cita más importante de tu día debería de ser la que agendes contigo mismo todos los días de tu vida

En artículos anteriores, exploramos la importancia del amor propio como la capacidad para apreciarte a ti mismo.

Ahora comprendemos que el amor propio está estrechamente relacionado con el respeto y el agradecimiento incondicional que puedes sentir hacia ti mismo. Se encuentra vinculado al autoconcepto que has desarrollado, la narrativa interna que constantemente opera en tu mente y que se refleja en tu vida. Por ende, está conectado a la autoconfianza que has construido o debilitado con el tiempo, así como a la percepción de merecimiento que tengas o no.

Hoy, continúo con el tema y regreso con una de las bases fundamentales del amor propio: las prácticas de autocuidado.

Domingos de recalcular, de vivir despacio y de fluir en tu propio espacio.

El domingo pasado tuve una experiencia que llenó por completo cada parte de mi ser y me llevó a sentirme en total alineación, mente, cuerpo y alma. Tuve la oportunidad de asistir a un evento organizado por Reactiva Wellness Lab, estudio boutique que fomenta el bienestar y cuidado a través de experiencias integrales que promueven la vitalidad.

En conjunto con Carolina Wellness, compañía que va a la par en la industria del bienestar y ha traído a la vida productos naturales que promueven el concepto de que la belleza se construye desde adentro hacia afuera.

Ambas tienen una ideología que me encanta y conecta mucho conmigo, fomentan un balance y armonía construido a través de prácticas integrales que nutren tu ser desde la raíz y ayudan a que tu cuerpo pueda entrar en un estado balanceado.

Esta experiencia quedará marcada en mis recuerdos por siempre y me emociona poder compartir contigo lo que viví ese día, los pensamientos y reflexiones que surgieron a partir de un momento de conexión.

El acto de amor más grande es cumplir tus promesas y seguir tu propio plan.

Mi domingo comenzó con una sesión de ejercicios en la que me permití no solo mover mi cuerpo, sino también todo mi estado interno. Durante la práctica, reflexionaba sobre cómo el movimiento siempre logra cambiar mi estado interno y que el principal desafío siempre ha sido y será con mi mente, la cual a menudo nos limita. Pero basta con confiar y seguir fluyendo con la actividad que estés realizando para que el cuerpo responda y se adapte.

El movimiento físico nos moviliza internamente, activando pensamientos y emociones que tenemos interiorizados y que a veces callamos o no identificamos. La palabra “emoción” significa precisamente eso: energía en movimiento.

Es por eso que al comenzar una actividad que no hemos realizado antes, se siente como un desafío. Sin embargo, al sentirte cómodo con lo desconocido y experimentar nuevos movimientos y ejercicios corporales, comenzarás a fluir y tu cuerpo y mente se adaptarán a la práctica.

Sinergia perfecta entre nuestro estado interno y externo.

Como mencioné anteriormente, las prácticas integrales trabajan con todos nuestros sistemas corporales. Al realizar ejercicio, activamos el sistema simpático, responsable de la respuesta de lucha o huida. En el caso del ejercicio, permite que mantengas un estado activo y alerta. En contraste, tenemos el sistema parasimpático, encargado de estabilizar el cuerpo en un estado de descanso.

Después de la clase, nos dirigimos a una habitación donde se llevó a cabo una meditación. Al comienzo, se nos pidió que establecieran una intención. La mía fue clara: escucharme a mí misma y permanecer presente, a pesar de todo lo que pudiera sacarme de mi atención sostenida. Sentarse en quietud y regalarme ese espacio físico, mental, energético y espiritual para conectar conmigo.

Como complemento, nos dieron mascarillas de Carolina Wellness con la finalidad de equilibrar nuestros elementos esenciales, que en mi caso fue el fuego interno. Esto permite conectarte y regresar a tus raíces y notar, a través del contacto de la mascarilla con tu piel, que tan equilibrados están estos elementos.

Moverse de los lugares y prácticas a las que estás acostumbrado abre espacio a la expansión y posibilidad de escenarios diferentes.

Es importante mencionar que no todos mis domingos se ven así: comenzar mi día con ejercicio, meditación y tiempo de conexión. Muchas veces creemos que el descansar nos los dará el reposar por completo, pero sentada ahí, dentro de ese cuarto de meditación, me di cuenta que lo que acababa de hacer al salir de mi costumbre y darme la oportunidad de un tiempo especial para mi de conexión que se sienta como nutrición integral era lo que más me lleva a un estado interno de armonía, entre mi cuerpo, entre mis pensamientos y emociones, y todo mi ser.

Mi cuerpo sigue el lenguaje de mi alma y el ritmo de mi corazón. Juntos bailan en armonía de expansión.

Esta frase vino a mi mente al finalizar la meditación. Estábamos escuchando unos tambores, sutiles y a la vez tenían cierta vibración rítmica que penetraba. Muchas veces creemos que estamos desconectados o nos sentimos perdidos, pero es cuestión de regresar a ese ritmo interno, que se siente conocido y alinear cada parte de ti.

Actuar con paciencia. Actuar con alineación. Actuar con congruencia. Sentir desde la intención. Moverse desde la ligereza.
Pero jamás dejar de actuar, seguir presentándote, contigo y para ti, a diario. Sembrando todo lo que quieres ver nacer en tu vida y disfrutando el fruto que te presenta.

Sin duda, este domingo fue el mejor regalo que pude darme a mí misma. Una cita conmigo misma representa la promesa que me hice de hacer algo diferente con el objetivo de sentir y experimentar resultados distintos en todos los niveles. Recalibrar y ajustar para lograr un balance en mi vida.

Existen muchas formas y herramientas de autocuidado. En este artículo, compartí una experiencia que me encantó y que incluye algunas de ellas: ejercicio, meditación, cuidado de la piel y nutrición. Sin embargo, el autocuidado como expresión de amor propio es un mundo que vale la pena indagar y una puerta que es necesaria de abrir para permitirte experimentar todo lo que trae consigo.

Mereces esto y más, porque lo eres todo y más allá de lo que te puedas imaginar.

Te invito a que te regales este tipo de momentos contigo mismo. Si te interesó lo que viví en Reactiva Wellness Lab y los productos de Carolina Wellness, te animo a que te adentres en la experiencia, es una práctica que seguramente disfrutarás.

Continuaré compartiendo más información sobre las diversas prácticas de autocuidado que he ido incorporando en mi vida. Mantente atento a los próximos artículos y, si te gustó esta publicación, no dudes en compartirla y etiquetarnos en tus redes sociales. Envía este artículo a quienes creas que necesitan abrir los ojos hacia el amor propio y las prácticas que permiten conectar con el cuidado y amor que merecen.

 

Luciana Andrade Twitter: lucianaandco

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *