Más

Suscribirse

Redes Sociales

Ocho implicados en trata de asiáticos en Lima cumplirán siete días de detención preliminar

Pixabay: 4711018
Pixabay: 4711018

La jueza peruana Julisa Martel ordenó la detención preliminar por siete días de las ocho personas implicadas en el sonado caso de trata de ciudadanos malasios, descubierto en el distrito de La Molina, en Lima, según una audiencia.

La jueza de Lima Este llevó a cabo una audiencia de detención preliminar en flagrancia solicitada contra los implicados en el caso de trata de ciudadanos asiáticos, que “estaban retenidos presuntamente contra su voluntad, en La Molina”, informó el Poder Judicial en su cuenta de la red social X.

 

La medida dictada por Martel responde a la investigación iniciada contra seis ciudadanos chinos y dos peruanos por la presunta comisión del delito contra el orden migratorio y tráfico ilícito de migrantes con fines de explotación laboral.

La Policía Nacional del Perú informó el domingo que “tras recibir la denuncia de vecinos, efectivos de la Comisaría La Molina-Lima, rescataron a dos mujeres, las cuales alertaron que más personas permanecían contra su voluntad en un inmueble”.

Después de ubicar el lugar “se rescató 25 mujeres y 25 hombres que habrían sido traídos de Malasia”, informó la Policía en la red social X, antes conocida como Twittter.

También incautó dinero, un vehículo, 50 celulares y otros bienes del local, situado en el distrito limeño residencial de La Molina, al este de la ciudad.

El coronel Walter Ramos, jefe de la División Policial Este 2, dijo a medios locales que estos ciudadanos asiáticos habrían ingresado a Perú de manera ilegal y eran obligados a hacer llamadas telefónicas internacionales con el fin de extorsionar.

“Las condiciones en que eran retenidos eran precarias. Hemos detectado que hay cabinas como call center para hacer trabajos de extorsión”, indicó el coronel.

En este sentido, el canal estatal TV Perú difundió imágenes del operativo, en el que se observa que las personas de Malasia se encontraban en malas condiciones y que no podían salir de la vivienda.

Los malasios fueron trasladados en un autobús de la Policía Nacional hasta la sede de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (Dirincri) en el centro histórico de la capital. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *