Más

Suscribirse

Redes Sociales

Nuevo León sufre crisis política por precandidatura presidencial

EFE/Miguel Sierra
EFE/Miguel Sierra

Samuel García, confirmó, poco antes de que deje el cargo e inicie su periodo de licencia para irse como precandidato presidencial, que dejará el puesto de este viernes y que su actual secretario general de gobierno, Javier Navarro, quedaría como encargado de despacho, en una especie de final a una crisis política de varias semanas.

Esto ante una resolución judicial que declaró inelegible a Luis Enrique Orozco Suárez, designado por el Congreso estatal, para que ocupara el cargo como gobernador interino a partir de las 00:00 horas de este sábado.

El mandatario estatal, quien tiene aprobada una licencia para separarse de su cargo de gobernador, del 2 de diciembre de 2023 al 2 de junio de 2024, ha sostenido una tensa relación con el Congreso estatal, principalmente en el tema de la solicitud para separarse formalmente de su cargo para contender por la candidatura presidencial por el partido Movimiento Ciudadano.

“En unas horas voy a publicar en el Periódico Oficial del Estado que me voy a la presidencia. A las 11:59 y conforme a esta suspensión definitiva se queda Javier Navarro hasta que termine mi campaña”, dijo García en un video publicado en redes sociales.

Además, el precandidato único a las presidenciales mexicanas de 2024 por MC se dijo “muy contento de que al final esto se acabó. Hubo mucho ruido estos dos días, pero a todo Nuevo León les digo tranquilos, no va haber violencia, no se va a usar la fuerza, para eso están los tribunales”.

Precisó que hubo incertidumbre entre la población de Nuevo León en los últimos días porque el Congreso del estado designó a Luis Enrique Orozco como gobernador interino del estado.

Al hace un recuento de lo que sucedió, García dijo que cuando se decidió ir a competir por la Presidencia “el Congreso ilegalmente nombró a Arturo Salinas, el presidente del Poder Judicial del estado como interino, esto era a todas luces ilegal”, recordó.

Mencionó que ante esto acudió al Tribunal Electoral que lo declaró inelegible para el cargo. Dijo que el mismo Tribunal apuntó que “debía ser un gobernador interino que diera estabilidad y que fuera de Movimiento Ciudadano, yo mandé al Congreso cuatro curriculums”.

Compartió que se estaba llegando a un acuerdo; sin embargo, los líderes nacionales de los partido Revolucionario Institucional (PRI) y de Acción Nacional (PAN), Alejandro Moreno y Marko Cortés, respectivamente, lo echaron abajo.

Luego, de manera ilegal, dijo, el Congreso hace unos días designó a Luis Orozco, vicefiscal de la Fiscalía, “y también es ilegal que alguien con ese cargo en la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León sea parte del gobierno”.

La tarde-noche de este viernes se informó que el Juez Tercero de Distrito en Materia del Trabajo, Gabriel Domínguez Barrios, otorgó una suspensión definitiva que revoca la designación de Luis Enrique Orozco y determina la permanencia de Javier Navarro como encargado del despacho.

En medio de las diferencias que han existido entre el Poder Legislativo y el Ejecutivo en Nuevo León por la designación de la persona que se quedará a cargo del gobierno a partir de este viernes 2 de diciembre, agentes de Fuerza Civil se instalaron al interior del Palacio de Gobierno de Nuevo León.

También se colocaron puertas de acero en los accesos de la sede del Ejecutivo y durante toda la noche se ha visto patrullaje de unidades de la policía estatal.

Sin embargo, hasta el momento no ha existido ningún conato de violencia o se han presentado en el lugar personal del Congreso de Nuevo León.

La licencia de García como gobernador de Nuevo León contempla del 2 de diciembre de 2023 al 2 de junio de 2024 porque tiene que estar separado de su cargo seis meses antes de la elección presidencial del año entrante.

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *