Más

Suscribirse

Redes Sociales

Nuevas protestas de maestros, personal sanitario y expolicías en Honduras

Honduras vive este miércoles una jornada de movilizaciones de maestros, personal sanitario que trabajó en primera línea de la pandemia de coronavirus y de exagentes de la Policía Nacional separados como parte de un proceso de depuración de la institución.

En Tegucigalpa, al menos 1.200 médicos y enfermeras que trabajaron en hospitales y centros de salud ocuparon las instalaciones de la Secretaría de Salud para exigir una plaza de trabajo permanente.

Los manifestantes aseguran que más del 70 % de los trabajadores sanitarios que estuvieron en primera línea de la pandemia están desempleados desde hace quince meses.

“No venimos a buscar ningún conflicto, sino una solución”, dijo a periodistas el médico hondureño Jorge Torres, portavoz de los manifestantes.

Agregó que la protesta continuará hasta que las autoridades sanitarias y del Parlamento hondureño den una respuesta a su petición.

Empleados del Instituto Nacional Cardiopulmonar, en Tegucigalpa, se personaron a la Secretaría de Salud para exigir que se les haga efectivo el pago de salarios atrasados.

LOS MAESTROS TAMBIÉN SALEN A LA CALLE

Decenas de maestros protestan en el norte de Honduras en rechazo a una posible reforma a la Ley del Instituto Nacional del Magisterio (Inprema) por considerar que les afectará al momento de jubilarse.

Los maestros obstaculizaron la circulación de vehículos en un bulevar de la norteña San Pedro Sula, la segunda ciudad más importante de Honduras, para pedir la destitución del ministro de Educación, Daniel Sponda, y rechazar la reforma a la ley del Instituto del Magisterio.

“Esta marcha es en repudio a la mafia en la Secretaría de Educación que nos quiere imponer una reforma a la ley del Inprema, que será la lápida para el magisterio y el colapso del Inprema”, dijo uno de los manifestantes, que no se identificó.

Según los docentes, la reforma a la Ley del Inprema modificaría la edad de su jubilación y les afectaría el porcentaje de su pensión.

Denunciaron además que el Gobierno quiere “saquear el Inprema” a través de la diversificación de inversiones y aprobar una “reforma criminal” para los docentes.

La lucha de los maestros “no tiene principio ni final, va a llegar hasta donde el Gobierno quiera, necesitamos que la presidenta (Xiomara Castro) nos escuche”, agregó el docente.

POLICÍAS SEPARADOS EXIGEN REINTEGRO

En paralelo, un grupo de exagentes de la Policía Nacional, que fueron separados como parte de un proceso de depuración de la institución, para sanearla de la corrupción, realizaron un plantón en la parte baja del Parlamento hondureño, en el centro de Tegucigalpa, para exigir su reintegro a la institución.

Los exagentes piden al Parlamento hondureño aprobar un decreto de ley que presentará el diputado Eduardo Díaz, del Partido Libertad y Refundación (Libre, en el poder), para que ellos sean restituidos en el cargo.

Un total de 5.296 oficiales salieron de las filas de la Policía de Honduras entre 2016 y 2018 como parte de un proceso de depuración iniciado en abril de 2016 en la institución, salpicada por casos de homicidios, narcotráfico y otros delitos, según datos de la otrora Comisión de Reestructuración y Reforma de la Secretaría de Seguridad. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *