Más

Suscribirse

Redes Sociales

Nueva Zelanda crea comisión para investigar su respuesta a pandemia de covid

El Gobierno de Nueva Zelanda, que aplicó una de las políticas más estrictas del mundo contra la covid-19, anunció este lunes la creación de una investigación pública para averiguar la gestión de la pandemia con el fin de aprender las lecciones de cara a futuras crisis sanitarias.

“Todos los países del mundo se enfrentaron a la covid-19 y no había ningún manual para gestionarla”, dijo en un comunicado la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, al anunciar la creación de la comisión real, la máxima instancia gubernamental para investigar asuntos públicos.

Esta comisión, liderada por el epidemiólogo Tony Blakely, pondrá bajo la lupa las estrategias de salud pública y las medidas económicas que fueron impuestas o que estaban vigentes entre febrero de 2020 a octubre de 2022, según los términos de referencia publicados hoy en el portal gubernamental.

La investigación abarca el cierre de las fronteras internacionales, los confinamientos de la población y la eficacia de las vacunas, entre otras medidas que fueron adoptadas para proteger a la población neozelandesa del virus, incluyendo las vulnerables como las maoríes.

Sin embargo, la comisión -que comenzará a trabajar el 1 de febrero de 2023 y deberá entregar su informe final el 26 de junio de 2024- excluirá las decisiones monetarias del Banco de la Reserva y aspectos específicos de la epidemiología del virus y sus variantes.

“Una Comisión Real de Investigación es la forma más alta de investigación pública y es lo correcto, dado que la emergencia del covid-19 fue la amenaza más importante para la salud de los neozelandeses y nuestra economía desde la Segunda Guerra Mundial”, destacó Ardern.

Nueva Zelanda, elogiado mundialmente al principio de la pandemia por su estrategia contra el coronavirus, confinó a su población en varias oportunidades pese al bajo número de infecciones y cerró sus fronteras internacionales en marzo de 2020, que pasaron a reabrirse de forma progresiva en febrero pasado.

No obstante, las duras medidas anticovid y la obligatoriedad de la inmunización para varios sectores laborales críticos provocaron una violenta ola de protestas de miles de manifestantes antivacunas entre febrero y principios de marzo pasados en el Parlamento de Wellington.

Nueva Zelanda registraba en enero menos de un centenar de casos diarios de covid-19 y acumulaba tan solo un centenar de fallecidos, pero comenzó a reportar más de 20.000 infecciones por día con la reapertura de sus fronteras un mes después.

Con más del 90 % de la población mayor de doce años vacunada, el país oceánico acumula desde el inicio de la pandemia unos 1,9 millones de contagiados y más de 2.230 fallecidos.

EFE

JBR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *