Más

Suscribirse

Redes Sociales

Nueva York inicia desfiles con los aniversarios de Proenza Schouler y Fendi

Nueva York inicia desfiles con los aniversarios de Proenza Schouler y Fendi

Nueva York inició este viernes su Semana de la Moda con los desfiles de Proenza Schouler y Fendi, dos marcas veteranas que estaban de aniversario y que sobresalieron frente a los diseñadores emergentes que van ganando terreno en la cita.

Proenza Schouler, formada por los modistos Lázaro Hernández y Jack McCollough, cumplía veinte años en la pasarela y lo hizo presentando una colección para la primavera-verano de 2023 en la que se destacó el retorno de los pantalones y mangas acampanados, exagerados y con volantes por dentro.

A esa tendencia se unieron los estampados de lunares, grandes o pequeños; los flecos, que cubrían corpiños o bordeaban faldas; los tejidos reveladores de la piel como el punto suelto, crochet o encaje; y las sandalias tipo “mule”, con tacón, sujetas hasta el empeine y con el talón al descubierto.

La casa estadounidense abrió boca para el verano próximo proyectando una cascada de agua sobre la pared y eligió para abrir el desfile a la cantante venezolana Arca, que lució su cabello con efecto mojado y un conjunto de falda voluptuosa y “top” corto en negro con detalle de flecos en blanco.

El desfile, que fue el primero del calendario oficial de la “Fashion Week” (NYFW), reunió a las modelos más cotizadas del momento, como Kendall Jenner y Bella Hadid, además de numerosas celebridades y figuras de la moda, lideradas por la influyente editora Anna Wintour, que volverían a verse las caras por la noche.

Había expectación por el desfile de Fendi, una firma abanderada de la moda italiana que está de gira internacional y que había anunciado un evento en homenaje por los 25 años de su icónico bolso “baguette” lanzando una campaña protagonizada por la “top” Linda Evangelista.

Te podría interesar: Nueva York declara el estado de emergencia para evitar expansión de la polio

El espectáculo no defraudó, comenzando por la intervención del diseñador estadounidense Marc Jacobs, que ha colaborado con el creativo de Fendi, el británico Kim Jones, en una nueva edición del bolso de asa corta que hasta tuvo su momento estelar en la serie “Sexo en Nueva York” (“Sex and the City”).

La mano de Jacobs, uno de los nuevos ausentes en la Semana de la Moda, quedó patente en la teatralidad y el exceso de algunos modelos, entre los que destacaron unos grandes sombreros de pelo que tapaban la cara, pareados con vestidos, pantalones y chaquetas de talla grande.

La “baguette” apareció por doquier, conjuntada con prendas veraniegas como un mono largo, un vestido con sinuosos cortes o combinaciones de falda y suéter en una paleta de colores que iba de los clásicos blanco y negro al azul o amarillo, y hasta plateado.

Linda Evangelista, que ha estado apartada de los focos durante años por una mala experiencia cosmética, salió a saludar al final luciendo un abrigo con capa azul y luego posó sonriente entre bastidores junto a otras supermodelos de los 90, como Shalom Harlow o Kate Moss.

Mientras, en primera fila, la actriz y cantante mexicana Danna Paola, que es embajadora de la marca, causó furor ante las cámaras sentada con la estrella televisiva Kim Kardashian, y entre el público también se pudo ver a la actriz Sarah Jessica Parker o la cantante Grace Jones.

La primera jornada de la NYFW, más corta de lo habitual, incluyó una sección de moda masculina y otras firmas para mujer como Collina Strada o Rebecca Minkoff, pero fuera del circuito oficial hubo decenas de marcas emergentes, entre ellas varias creadas por diseñadoras indígenas norteamericanas.

La cita continuará mañana con nombres destacados como Patricia Voto, que aprovecha telas sobrantes para sus creaciones; Jason Wu y Prabal Gurung, favoritos de la alfombra roja; y la veterana marca italiana Marni, que como Fendi hace un inusual acto de presencia en Nueva York.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *