Más

Suscribirse

Redes Sociales

Nueva York contará con otro centro de ayuda para inmigrantes recién llegados

La ciudad de Nueva York contará con otro centro de apoyo para brindar servicios esenciales a inmigrantes recién llegados que incluye ayuda para inscribir a sus hijos en la escuela u obtener un carné de identidad o alimentos, información sobre sus derechos o capacitaciones para trabajo, entre otras cosas, informó la Alcaldía.

Estos servicios se han estado ofreciendo, en español, ruso, wolof (lengua de Senegal y Gambia) y otros idiomas, desde la sede de diez organizaciones que operan como centros de ayuda en los cinco condados y que incluyen varias de confesiones religiosas.

Más de 81.200 inmigrantes, en su mayoría venezolanos, han llegado en el último año, lo que ha generado una crisis humanitaria, de los que más de 50.000 están bajo cuidado de la ciudad, que les brinda albergue, comida y otra ayuda.

“Enfrentamos una crisis humanitaria en los cinco condados y estamos trabajando para responder, y los proveedores de servicios son fundamentales para ayudarnos a brindar esos servicios a individuos y familias e integrarlos a las comunidades”, indicó la vicealcaldesa de Salud y Asuntos Humanos Ann Williams-Isom en su conferencia semanal para actualizar información sobre los inmigrantes.

Señaló además que entre el 19 y el 25 de junio llegaron más de 2.500 inmigrantes, un flujo que comenzó durante la pasada primavera y que no se ha detenido, lo que llevó al alcalde Eric Adams en octubre del año pasado a declarar el estado de emergencia debido a que se abarrotaron los albergues públicos.

En total, entre inmigrantes y neoyorquinos que también están en albergues, la ciudad tiene bajo su cuidado a más de 100.000 personas, siendo mayoría los inmigrantes.

La ciudad se vio obligada a alquilar hoteles en la zona metropolitana y al norte del estado y otros lugares, y en total suman 176 los sitios que funcionan como albergues para darles cobijo.

La crisis humanitaria también ha llevado, de acuerdo con el alcalde, a una crisis financiera por lo que ha abogado innumerables veces por ayuda al gobierno federal, por considerar el tema migratorio un problema nacional, así como pedir que se acelere el otorgamiento del Estatus de Protección Temporal (TPS).

Este estatus permitirá a los recién llegados vivir y trabajar en el país sin miedo a ser deportados, mientras esperan por el proceso de su solicitud de asilo.

De acuerdo con el comisionado de la Oficina de Asuntos del Inmigrante, Manuel Castro, ya unos 31.000 inmigrantes han sido atendidos a través del centro principal, que opera en la sede de la Cruz Roja y abrió en septiembre del año pasado, y los diez centros de apoyo en los condados.

La ciudad informó ayer que abrirá pronto otro Centro de Ayuda y Respuesta a Emergencias Humanitarias para albergar y brindar diversos servicios a más de 500 familias de inmigrantes con niños.

“Esta crisis sin precedentes requiere que cada uno de nosotros demos un paso al frente y hagamos nuestra parte. Eso es exactamente lo que ha hecho la ciudad de Nueva York”, dijo el alcalde Adams en un comunicado. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *