Nico: todo por el futbol

250 vistas
3 min lectura
Foto: @ClubNecaxa

Rodrigo Mojica / AM

Nicolás Ignacio Castillo Mora se aferró a la vida: hoy se aferra al futbol, pues, aunque pareciera que el balón le volteó la cara, él mantiene las fuerzas para demostrar que los tragos amargos ya están totalmente digeridos.

El delantero, quien hace meses reclamaba airadamente una nueva oportunidad en los llanos, ahora mismo, aunque con las reservas del caso, convenció al Necaxa y éste lo inscribió para el venidero Grita México C22.

Y es que luego de una aventura fallida con el Juventude de Brasil, equipo que prácticamente lo borró desde un principio, de regreso a la Liga MX agotó sus opciones, y entonces los Rayos decidieron abrirle las puertas, pero siempre condicionado a que primero estará su salud.

En enero de 2020, luego de lesionarse por enésima vez con el América, y tras ser intervenido de una lesión en el muslo derecho, Nico sufrió durante la operación una trombosis en la arteria femoral, por lo que enseguida reingresó al quirófano y estuvo en observación las 48 horas posteriores.

Sus múltiples falencias como aguilucho ya ni siquiera fueron tema, pues ahora estaba en riesgo su vida; incluso, más adelante presentó alguna leve complicación y volvió a ser tratado.

Para ese momento, el balompié y su regreso a las canchas dejaron de ser prioridad, porque estaba de por medio más bien seguir en este camino.

Y fue luego de una larga recuperación y rehabilitación, que en el verano volvió a entrenar con sus compañeros en Coapa e hizo la pretemporada en EU; sin embargo, ya no tuvo cabida en el Nido, lo intentó en suelo carioca y además recibió su carta de liberación de parte del cuadro capitalino.

CONDICIONES

En el Necaxa, tras pensársela bastante, le dieron luz verde, pero sin un compromiso total, pues al final, la prioridad de Castillo era recuperar su mejor forma.

Días atrás, el propio futbolista sudamericano reveló que usaría la ‘33’ con los de Aguascalientes, y este miércoles el club hidrocálido anunció que será parte de su roster, al mando de Pablo Guede.

Un contrato de cinco meses (lo que dura el torneo) tendrá para demostrarse si está apto para el deporte de alto rendimiento.

Se habla de un sueldo simbólico, con un acuerdo de utilizarlo hasta 20 minutos por partido, según vaya demostrando cómo se encuentra, pero además la libertad de que pudieran rescindir el contrato, en caso de que surja algo imprevisto con su físico o estado de salud. ¡Todo por el futbol! ¡Vamos Nico!

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Actriz Silvia Pinal deja hospital y sigue tratamiento en casa

Siguiente noticia

Los feminicidios en El Salvador se elevaron un 7,25 % hasta noviembre