Más

Suscribirse

Redes Sociales

Nicky Jam ayuda a un joven pianista dominicano con una beca de 200.000 dólares

La Fundación Cultural Latin Grammy entregó en Miami al joven pianista dominicano Leomar Cordero una beca de 200.000 dólares sufragada por el artista Nicky Jam, quien dijo a EFE que “no hay nada más gratificante que ayudar”.

“Para mí no hay nada más gratificante que ayudar y ver la cara de la persona y la sonrisa y la felicidad de la persona cuando los estás ayudando. Eso para mí es muchísimo, eso para mí es lo máximo”, dijo.

La Beca Prodigio es la de mayor dotación de las entregadas anualmente por la Fundación a jóvenes músicos iberoamericanos y le servirá Leomar Cordero, de 19 años y natural de La Romana, para estudiar desde este otoño en la prestigiosa Escuela de Música Berklee, fundada en 1945 en Boston (noreste de EE.UU.).

En sus nueve años de andadura, la Fundación Cultural Latin Grammy, cuya junta está presidida por el director de orquesta español Luis Cobos, quien estuvo presente en el acto, ha entregado 383 becas de estudio.

Sus ayudas para elevar la excelencia de la música en español y portugués, que incluyen también subvenciones, programas educativos y donaciones de instrumentos musicales, suman hasta ahora 9,3 millones de dólares.

El acto de entrega de la beca a Cordero fue una fiesta, con interpretaciones al piano del becado, incluida una pieza compuesta por él llamada “Nostalgia”, y otra, “Caribe”, en la que acompañó en el escenario a algunos de los 43 becados del año 2023.

Además de Leomar, otros becarios destacados este año son el guitarrista brasileño Gabriel Américo, el uruguayo y también guitarrista Camilo Astiazarán, y la cubana Ollivia Soler Espinosa, que toca el tres cubano.

Nicky Jam, que contempló esas actuaciones desde la primera fila del auditorio del Miami Dade College con una sonrisa permanente y siguiendo el ritmo con la cabeza y los pies, no se hizo rogar para cantar él también junto a los beneficiarios de la Fundación.

El artista de origen puertorriqueño subió al escenario en cuanto la directora senior de programas de la fundación, Nannete Vélez, preguntó si había un “cantante” entre el público e interpretó uno de sus éxitos, “El perdón”, con Enrique Iglesias, con sus jóvenes colegas.

Otros artistas que han sufragado Becas Prodigio anteriormente son Sofía Carson (2022), Juanes (2021), Julio Iglesias (2020), Emilio y Gloria Estefan (2019), Carlos Vives (2018), Miguel Bosé (2017), Juan Luis Guerra (2016) y Enrique Iglesias (2015).

Precisamente Nicky Jam mencionó a Juan Luis Guerra, compatriota de Cordero, cuando EFE le preguntó qué es más importante en la música estudiar o improvisar.

“Juan Luis Guerra es uno de los músicos más grandes que existen en el mundo, mis respetos hacia él. A lo mejor si él no hubiera ido a Berklee y no hubiera hecho lo que él hizo, no hubiera sido el fenómeno de artista que es”.

No obstante, subrayó que al igual que cada persona tiene un don, cada “artista tiene una ruta por donde tiene que ir y una no es mejor que la otra. Yo soy un improvisador y me encanta improvisar y me conozco como un rapero que improvisa, pero el que compone y no improvisa no es menos artista que yo”, dijo.

Su único consejo a Leomar fue que aproveche al máximo su paso por la escuela bostoniana, aunque dijo saber de antemano que lo hará pues vio en su actuación que siente “pasión” por la música, como él mismo.

“Yo siempre le digo a los artistas que ayudo en la calle: no es lo que yo hice por ti, es lo que tú hiciste con lo que yo hice por ti”, indicó para señalar: “ahora le toca a Leomar”.

El joven pianista, que estuvo acompañado de sus padres, Leonardo y Dulce María, dijo a EFE que “con ayuda de Dios” va a sacar el máximo partido de esta oportunidad y confió que su sueño es “viajar todo el mundo” tocando su música y la de sus “héroes”, entre los que mencionó a Michel Camilo, Chucho Valdés y Oscar Peterson.

Cordero dijo que la música siempre ha sido para él un refugio y también una forma de desahogar sus sentimientos.

“Muchas veces no lo expreso con palabras, sino que me siento al piano. Me siento a escribir, a estudiar lo que sea y de ahí sale, de ahí sale todo”, agregó.

La misión de la Fundación Cultural Latin Grammy, según afirmó durante el acto Raquel “Rocky” Egusquiza, es “apoyar y cultivar la próxima generación de creadores de música latina” y empoderar a “nuestras comunidades a través de la música”. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *