Más

Suscribirse

Redes Sociales

Nevadas, lluvias e inundaciones dejan apagones y vuelos cancelados en EE.UU.

El noreste de Estados Unidos soporta tormentas con vendavales y lluvias mientras que en el sur y centro de California, en la costa oeste, se pronostican lluvias excesivas, según informó este martes el Servicio Meteorológico Nacional (NWS).

Casi 300.000 hogares y negocios carecían en la mañana de este martes de suministro eléctrico, según PowerOutages.us, con más de 90.000 de ellos en el estado de Nueva York, otros 68.560 en Massachusetts, y 67.656 en Nuevo Hampshire.

Las condiciones meteorológicas además causaron hasta el mediodía la cancelación de 1.690 vuelos y demoras en otros 2.074 vuelos, según Flightaware.com

Los meteorólogos, que han bautizado la tormenta del noreste como Sage, advirtieron de que la nieve húmeda y pesada acompañada, con fuertes vientos, puede causar daños en los árboles y la red de tendido eléctrico.

Este martes continuaba nevando en partes de Nueva Inglaterra, el este y centro del estado de Nueva York, y el noreste de Pensilvania y Nueva Jersey.

El NWS indicó que en algunas áreas la nieve caía a un ritmo de 25 a 50 milímetros (1 a 2 pulgadas) por hora, y que en las regiones más cercanas a la costa las lluvias torrenciales eran acompañadas por vendavales.

En todo Nuevo Hampshire se suspendieron este martes las clases en las escuelas, y en el distrito escolar de Manchester acudieron a clases virtuales para los alumnos desde jardín de niños al grado 12.

The Weather Channel señaló que Sage puede convertirse el miércoles en un “ciclón bomba”, algo que ocurre cuando la presión central de un sistema cae en por lo menos 24 milibares en 24 horas o menos lo cual resulta en una tormenta intensa y potencialmente muy dañina.

Simultáneamente un frente que se extiende desde el norte de las Montañas Rocosas al centro de California moverá un sistema de baja presión sobre las costas californianas, y el sistema avanzará hacia el este a los Grandes Lagos el miércoles.

El diario Los Angeles Times informó este martes que en las montañas de San Bernardino, aunque la nieve dejó de caer hace semanas, la vida está lejos de retornar a la normalidad. En esta región se ha encontrado a más de una docena de residentes muertos por las tormentas que bloquearon las rutas.

El Centro de Pronósticos Meteorológicos emitió un aviso de alto riesgo de lluvias excesivas e inundaciones repentinas sobre partes del sur y centro de California que se extenderá hasta el miércoles.

Para completar el mapa meteorológico invernal, el NWS señaló que se esperan heladas en una región del sur que incluye Arkansas, el norte de Misisipi y Alabama, Tennessee, Georgia, Carolina del Norte y Carolina del Sur. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *