Más

Suscribirse

Redes Sociales

Muñecas terapéuticas para mexicanas presas y buscadoras de desaparecidos

Una artista mexicana ha creado muñecas terapéuticas ante dos crisis que atraviesan al país, la de las mujeres encarceladas y aquellas que buscan a uno de los más de 110.000 desaparecidos.

Sandra Reyes Rodríguez, titiritera de profesión creó el taller “Cuerpos intervenidos” en Puebla, estado del centro del país, donde busca que las mujeres en esta y otras situaciones difíciles liberen las emociones retraídas.

La artista compartió con EFE que este espacio surgió a raíz de una fuerte depresión que tuvo al inicio de la pandemia por la covid-19, por haber dejado de viajar y realizar obras teatrales para las infancias y una ruptura amorosa, por lo que tomó terapias para liberar los sentimientos que la perturbaban.

Fue entonces cuando, de la mano se su terapeuta, buscó alternativas para sacar todo aquello que no la dejaba vivir, por lo que diseñó una muñeca en la que pudiera plasmar ideas que le llegaran a la cabeza.

Comenzó a crear su cuerpo y extremidades con telas de algodón, que se compone por un torso, dos piernas y dos brazos, que pueden ir de color crema, café o blanco, según el color de piel que quiera representarse.

Posteriormente comenzó a dibujarle la cara y crear su ropa, así como escribió frases por su cuerpo, logrando una mejoría en torno a la problemática que estaba pasando.

Sandra “Titiritera” Reyes, como también la conocen, decidió impartir este taller dirigido a mujeres que pasaban lo mismo o situaciones peores que ella, por lo que creó unos paquetes denominados “Hilos que cuentan historias”.

Te podría interesar: Kamala Harris anuncia inversión millonaria para proteger comunidades costeras

Ahí otorga un cuerpo separado para que las mujeres lo unan, cociéndolo y procedan a tatuarlo, pintarlo y escribirle frases.

Con ello, las mujeres pueden crear una figura semejante a la persona que buscan, en el caso de las buscadoras.

Algunas de ellas colocan en los rostros la fotografía de su hijo o hija en búsqueda o del familiar perdido.

Refirió que algunas mujeres hacen señas particulares, por ejemplo simulan un tatuaje que tenían o le colocan ojos grandes, labios gruesos, lunares, entre otros rasgos.

En el caso de las mujeres en cárceles refirió que ellas sacan todos los sentimientos que tienen, como miedos, coraje, el anhelo de libertad o frustración que las ayuda a seguir adelante en sus condenas respectivas.

Reyes comentó que su taller puede solicitarse para impartirse ante grupos particulares.

Cuenta con un costo significativo para la compra de materiales, pero en algunos casos puede ser gratuito, ya que si no dejaría de tener sentido social, por lo que pueden contactarla a través de la página de Facebook “Sueños a Mano Muñecas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *